OIT: Aún hay 12.5 millones de trabajadores infantiles en América Latina y el Caribe

17:07 1 Julio, 2015

El número de niños en situación de trabajo infantil en América Latina y el Caribe disminuyó de 20 millones en el año 2000 a 12.5 millones en 2014, lo cual representa un logro importante y al mismo tiempo plantea el desafío de invertir los recursos para seguir avanzando hasta su eliminación dentro de una década, dijo la OIT en un encuentro iniciado hoy en Brasilia.

“El escenario económico que ahora enfrentamos pone en peligro la sostenibilidad de los avances logrados, y hace más duro el camino en materia de reducción del trabajo infantil”, afirmó el nuevo Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar, al recordar que la región pasa ahora por un período de crecimiento más lento que sin duda impactará el mercado laboral y el panorama social.

“El trabajo infantil, que es causa y consecuencia de la pobreza, representa uno de los rostros más visibles de la desigualdad y la vulnerabilidad en la región”, agregó Salazar.

Salazar participó este miércoles en Brasilia en la inauguración de la Mesa de Cooperación Sur-Sur para acelerar la reducción del trabajo infantil en la región, junto al Director de la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC), Fernando de Abreu, y de la portavoz de la Red de puntos focales de la Iniciativa Regional para América Latina y el Caribe libres de trabajo infantil, Esmirna Sánchez.

La reunión convocada en el marco de esta Iniciativa analiza las oportunidades que ofrece la cooperación sur-sur para combatir el trabajo infantil. En el encuentro participan delegaciones de 25 países de la región.

El Director Regional destacó que según recientes estimaciones de la OIT los países de América Latina y el Caribe necesitarían destinar 0.3% del PIB en los 10 años que faltan hasta 2025 para terminar con el trabajo infantil en la región, lo que generaría importantes beneficios económicos a partir de ese momento.

Salazar consideró muy importante que la erradicación del trabajo infantil esté integrado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible post 2015 que se discuten en este momento en el marco de las Naciones Unidas.

“Como ustedes saben, el objetivo 8 es ‘Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos’. Y la meta 8.7 llama a ’Adoptar medidas inmediatas y eficaces para asegurar la prohibición y la eliminación de las peores formas de trabajo infantil, erradicar el trabajo forzoso y, a más tardar en 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas, incluido el reclutamiento y la utilización de niños soldados’”, agregó.

“La urgencia de poner fin al trabajo infantil en 10 años compromete de manera decidida nuestros próximos pasos. En particular, esto nos obliga a revisar los activos con los que contamos en la para lograr ese objetivo”, dijo Salazar.

Destacó la importancia de la Iniciativa Regional que fue gestada en el marco de la III Conferencia Mundial sobre Trabajo Infantil realizada en Brasilia en 2013. “Hoy están aquí de nuevo para traducir ese compromiso político e institucional en acciones de cooperación que comportarán compromisos presupuestarios y que les traerán comprobados beneficios para su país y para nuestra región”.

Por su parte, el director de la ABC de Brasil Fernando de Abreu planteó que la cooperación sur-sur ofrece una plataforma para compartir experiencias exitosas y replicables entre los países de la región. “Se trata de una modalidad horizontal, de beneficio mutuo”, recordó.

Esta es la primera visita oficial que realiza Salazar tras asumir la Dirección Regional de OIT el 1 de junio. La agenda de la visita a Brasilia que concluye este viernes incluye reuniones con ministros y representantes de la institucionalidad laboral en Brasil.

Comparte en:

Vea también