Obras de nuevas instalaciones de los Pantanos de Villa lucen abandonadas

14:10 26 Enero, 2015

Los Pantanos de Villa, ubicados en Chorrillos, única área natural protegida y hábitat natural de miles de especies, entre aves y mamíferos terrestres, muestra unas instalaciones muy deterioradas y actualmente atiende a los turistas y visitantes en una carpa provisional hasta que las nuevas instalaciones terminen de construirse. ¿Cuándo será eso? No lo sabemos, pues viendo las bases de acero ya colocadas en el lugar, pareciera que están así desde hace mucho tiempo pues no hay señales de que se esté avanzando y el armazón muestra claros signos de deterioro y corrosión.

A decir del jefe de Prohvilla (autoridad municipal de los Pantanos de Villa), Aldo Solimano, en declaraciones dadas a la agencia de noticias Andina, hoy muy temprano, estos pantanos han ingresado a un proceso de recuperación debido a que se encontraban en una situación de abandono por parte de la gestión municipal anterior. “La nueva administración edil está trabajando para la rehabilitación de las instalaciones de la institución, cuyas oficinas, estaban abandonadas”, dijo.

Agregó también que “como consecuencia de la desidia de las autoridades salientes se perdieron dos lagunas, cuyas aguas han sido cubiertas por la vegetación y tienen una coloración verde por las algas existentes, poniendo en peligro la seguridad y salud de los turistas”.

La nueva administración tiene mucho trabajo por hacer y esperamos que lo haga pronto ya que este es un lugar muy visitado por turistas extranjeros y nacionales que gustan de contemplar la flora y fauna silvestre, así como las muchas especies de aves que habitan en estos pantanos, y se hace necesario contar con instalaciones adecuadas que acojan a los visitantes.

Como se recordará, en noviembre del año pasado se produjo un voraz incendio en la zona que arrasó con 7 hectáreas (70 mil metros cuadrados) de 263 hectáreas y que tuvo a los bomberos, de diferentes distritos cercanos, trabajando durante casi 12 horas para apagarlo. Si bien no se afectó una extensión mayor, hasta ahora no se sabe exactamente cómo se produjo el incendio, pero se cree que fueron pandilleros que frecuentan estas áreas y que lamentablemente pueden pasar desapercibidos debido a que solo hay 19 agentes guardabosques para custodiar las 263 hectáreas. Suponemos que el incremento de agentes también será otra acción inmediata a implementar.

La basura es otro de los problemas con los que tendrá que lidiar la nueva administración y ver la forma de trabajar de la mano con la municipalidad de Chorrillos y presionar para que recojan, oportunamente, la basura de los alrededores, además de concientizar a la población de no botar desmonte o basura en los canales naturales que alimentan las lagunas de los pantanos y que terminan contaminando sus aguas y afectando a las especies que viven allí.

Sin duda Sernanp (Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas) y Prohvilla tienen mucho por hacer, esperamos que lo hagan con celeridad. Ya reza el dicho “escobita nueva barre bien”.

Comparte en:

Vea también