Mercado peruano de franquicias puede llegar a facturar US$ 1,500 millones al año

10:07 23 Agosto, 2015

Con un aletargado desarrollo en el país y un contexto internacional poco amigable, surge la necesidad de asegurar la sostenibilidad de las empresas, con el fin de brindar nuevas oportunidades de empleo y dinamizar la economía. Así, las franquicias se presentan como una excelente opción, pues garantizan, con una probabilidad alta de éxito, la expansión, cobertura y permanencia del negocio en el mercado, subraya Comex Perú.

Según la Cámara Peruana de Franquicias (CPF), la franquicia es uno de los sistemas empresariales de mayor éxito y desarrollo a nivel mundial en la actualidad. “Entendemos por franquicia un formato de negocio dirigido a la comercialización de bienes y servicios, en el cual una persona –natural o jurídica– concede a otra, por un tiempo determinado, el derecho de usar una marca o nombre comercial, en la que, además de otorgarle la licencia para su uso y explotación no exclusiva, el franquiciante le transmite al franquiciado una gama de conocimientos y experiencias que le permiten a este último llevar a cabo la operación eficaz del negocio de forma uniforme, con métodos comerciales y administrativos probados en diferentes mercados (know how)”, indica el Semanario de Comex.

Crecimiento de las marcas nacionales

En el Perú, cada vez son más las franquicias extranjeras que deciden apostar por nuestro mercado para hacer crecer su negocio. No obstante, las de origen nacional también han presentado un progreso importante, pues en 2014, crecieron a un ritmo de 25% al año a diferencia de las extranjeras, que lo hicieron a un 18%. Del mismo modo, las franquicias de comida, dulces y bebidas lideran el mercado; sin embargo, las de moda y servicios especializados también tuvieron un buen avance y alcance.

De acuerdo con Front Consulting, el crecimiento de las franquicias peruanas en estos dos últimos rubros fue superior al 100% en los últimos doce meses (hasta junio), y 37 marcas peruanas se convirtieron en franquicia en dicho periodo, con lo que llegaron a 187. Hoy podemos observar una creciente oferta en rubros especializados como gimnasios, academias, centros odontológicos y tiendas de ropa, que demuestran que todavía hay demanda y espacio para competir,
pese al predominio de las gastronómicas.

A 2014, las franquicias en el Perú sumaron 362, de las cuales un 42% son nacionales (150) y un 58% extranjeras (212). Además, un 59.3% de las franquicias nacionales pertenecen al rubro gastronómico (89), un 12% a servicios especializados (18), un 10% al rubro de estética, belleza y salud (15), un 9.3% al rubro de moda –indumentaria y accesorios– (14), un 4.7% al rubro de artesanía, joyería y regalos (7), un 3.3% al rubro educativo (5) y un 1.3% a ferreterías y construcción (2).

Respecto a las franquicias provenientes del extranjero, la mayoría son originarias de EE.UU. (36.8%), Argentina (26.4%), España (8.5%) y Brasil (4.7%), y pese a que representan un mayor número que las nacionales, la CPF considera que la competencia foránea es importante, ya que impulsa la mejora de los conceptos locales. Por otro lado, al contabilizar las franquicias peruanas en el exterior, tenemos que un 23% de ellas se encuentran en Chile, un 17% en El Salvador, un 12% en Ecuador, un 9% en Panamá, al igual que en Guatemala, y un 7% en México.

Es muy probable que su éxito se deba a una buena adaptación al nuevo entorno y al consumidor, así como lo han hecho también las franquicias extranjeras en nuestro país, al ajustarse a las costumbres del consumidor peruano. Dentro de las franquicias de exportación se encuentran: Astrid&Gastón, La Gran Fruta, Thaya 925 –joyas en plata–, Ilaria Perú, Mis Costillitas, Michèlle Belau, Marco Antonio, Pamer, Ferrethon, Pardo’s Chicken, Rosatel, entre otras.

Comex agrega que “a pesar de las evidentes mejoras, aún seguimos atrás al compararnos con países como México, Colombia, Argentina y Brasil, pues según Front Consulting, estos países poseen 1,600, 580, 600, y 1,855 franquicias, respectivamente, y en todos ellos más de la mitad de las mismas son nacionales. Por ende, la facturación y el personal contratado generado por estas superan ampliamente nuestros números. Por ejemplo, en el caso de México, 790,000 puestos de trabajo han sido creados a la fecha, 195,000 en Argentina y 777,000 en Brasil; mientras que nosotros solo hemos generado alrededor de 60,000”.

Por su parte, de acuerdo con el economista Juan Carlos Mathews, al cierre de 2015, el mercado peruano de franquicias crecería un 35.4%, lo que significaría 71 franquicias nuevas nacionales y 57 extranjeras, un 45% y 55% del mercado, respectivamente. Además, este modelo de negocio podría alcanzar a facturar alrededor de US$ 1,500 millones, creciendo entre un 20% y un 25% anualmente.

Pese a la reducción del crecimiento económico del país y de la región, las franquicias siguen creciendo y generando beneficios, y esto se debe a la madurez del sistema. Las franquicias tienen una mayor probabilidad de éxito que otros negocios pequeños de propiedad independiente, pues permite desarrollar una fórmula de negocio suficientemente probada con anterioridad, con asesoramiento y formación continua. ¿Por qué no alentar al Estado a promover este modelo de negocio? Animemos a los empresarios a seguir apostando por la conversión de sus negocios en franquicias y eliminemos esa desconfianza basada en la creencia de que estarían creando un nuevo competidor al transferir un conocimiento adquirido durante años, finaliza Comex.

Comparte en:

Vea también