Mejore la calidad de su sueño

00:01 14 Julio, 2014

Ya había oído hablar de la “apnea del sueño”? Increíblemente las estadísticas señalan que más del 25% de personas en el mundo la padece, y no lo saben, y entre el 4 y 5% de ese grupo tiene apnea obstructiva del sueño de manera severa.

La apnea del sueño es un trastorno común, más en hombres que en mujeres, en el que la persona que lo sufre se queda sin respirar por algunos segundos durante el sueño, lo cual la lleva a no lograr un sueño profundo y reparador y hace que se levante como si no hubiera descansado bien.

Quienes sufren de este mal, suelen roncar casi apenas se quedan dormidos, y este ronquido luego se interrumpe por momentos de silencio, en que la persona deja de respirar, repitiéndose el patrón durante toda la noche.

Estas pausas pueden ocurrir entre 30 veces a más por hora y solo quien está al lado de la persona que la padece puede darse cuenta, porque la persona en sí misma no reconoce este mal porque no lo recuerda.

Por eso, el sueño es de mala calidad y se siente cansancio durante todo el día. Peor aún, este suele ser un mal crónico que si no se trata a tiempo puede generar otros problemas mayores en la salud.

Algunos cambios en el estilo de vida como hacer deporte, bajar de peso, dormir de costado, usar algún dispositivo bucal recetado, dispositivos respiratorios, etc., pueden tener éxito en el tratamiento.

Entre los factores de riesgo para tener apnea del sueño están:

– La obesidad, en especial en la zona del cuello ya que puede estrechar las vías respiratorias superiores (en la garganta).

– Adenoides o amígdalas grandes que pueden ocupar la vía respiratoria.

– La edad, si se tiene de 40 años a más hay predisposición.

– Sexo masculino, porque este mal predomina en los varones.

– Antecedentes familiares de personas con esta patología.

– Consumo de sedantes, tranquilizantes o alcohol.

PUBLICADO EN LA REVISTA Gan@Más #12 (DICIEMBRE 2013)

Comparte en:

Vea también