MÁS MYPES ENTRAN AL SISTEMA FINANCIERO

13:14 1 Agosto, 2013

El sistema financiero en nuestro país viene logrando avances importantes en torno a la inclusión de nuevos segmentos de la población al acceso de los servicios que ofrece. Así, los indicadores que aproximan la medición del grado de profundidad o capacidad de llegada del sistema financiero a los hogares y empresas de bajos recursos se muestran muy positivos desde hace varios años.

El crecimiento sostenido de la red de atención, tanto a nivel nacional como departamental del país, se ha visto reflejado en un mayor acceso de la población a los servicios financieros. Entre diciembre de 2007 y diciembre de 2012, las empresas del sistema financiero abrieron 22,179 nuevos puntos de atención, entre oficinas, cajeros automáticos (ATMs) y cajeros corresponsales, con lo que se pasó de 45 a 159 puntos por cada 100,000 habitantes adultos, según información de la Superintendencia de Banca y Seguros y AFP (SBS)

Este incremento obedeció principalmente a la expansión de los cajeros corresponsales, que en los últimos cinco años se incrementaron en 16,013, permitiendo así una mayor penetración de los servicios financieros a nivel nacional.

En efecto, la expansión de la red de atención del sistema financiero ha sido acompañada de una notable descentralización geográfica de los servicios financieros, observándose un mayor acceso a estos servicios en los departamentos fuera de Lima y Callao. Entre diciembre de 2007 y diciembre de 2012, el número de puntos de atención en los departamentos fuera de Lima y Callao aumentó de 29 a 114 por cada 100,000 habitantes adultos.

En cuanto al uso de los servicios financieros, entre diciembre de 2007 y diciembre de 2012 se han incorporado alrededor de 2 millones de deudores al sistema financiero, superando ligeramente los 5.4 millones de personas naturales con crédito a diciembre de 2012. De esta manera, el número de deudores pasó de 20% a 29% de la población adulta entre diciembre de 2007 y diciembre de 2012. Similar comportamiento se observó en el número de personas naturales con depósito como porcentaje de la población adulta.

Las cifras también resultan alentadoras de considerar solo a los deudores de la Micro y Pequeña Empresa (MYPE), ya que poco más de un millón de nuevos micro y pequeños empresarios fueron incorporados al sistema financiero en el mismo periodo, alcanzando al cierre del año 2012, un total de 1.8 millones de deudores MYPE.

Esta mejora en el alcance y uso de los servicios financieros ha sido acompañada de una mayor profundización de estos servicios, a través de la incorporación al sistema financiero de clientes con menores ingresos. En este proceso han tenido un importante rol las entidades microfinancieras, las cuales presentan una mayor participación en dichos segmentos a diferencia de las empresas bancarias y financieras, destaca la SBS.

Así, entre diciembre de 2007 y diciembre de 2012, el porcentaje de créditos otorgados por el sistema financiero a los clientes de los quintiles más pobres (quintiles 1, 2 y 3) pasó de 9.69% a 13.21%, mientras que el porcentaje de depósitos aumentó de 5,36% a 7,45% en el mismo periodo. Se puede concluir que la inclusión financiera, entendida como el acceso y uso de servicios financieros adecuados a todos los segmentos de la población, viene siendo una realidad.

Comparte en:

Vea también