La intervención a la Caja Señor de Luren analizada por actores del sistema

18:52 18 Junio, 2015

La intervención de la Caja Rural Señor de Luren por parte de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) fue motivo de reacciones de los asistentes y expositores del 7° Congreso Nacional de Microfinanzas, organizado por CMS.

Rossana Ramos Velita, presidenta del directorio de la Caja Rural Los Andes, reveló a Gan@Más que hace siete años su entidad intentó comprar la Caja Señor de Luren, pero sus accionistas tenían otros planes. “Dicha entidad tiene un gran nicho de mercado. Yo soy de Ica y hace siete años intenté comprarla. Su cartera es buena porque está en Parcona, Chincha, Nazca y Cora Cora, y encajaría muy bien en nuestro portafolio”, indicó.

Consideró que la SBS cumple un rol estratégico muy serio en estos casos, toda vez que las intervenciones de entidades en quiebra resultan una práctica muy sana para el sistema microfinanciero. “Espero que el organismo regulador abra el proceso para que participemos de la cartera que deja la Caja Señor de Luren y que pueda ser trasladada a instituciones con las que encaje”, comentó.

Ramos sostuvo que el sector microfinanciero tiene una relación muy fuerte con el crecimiento del PBI, situación que ahora ha cambiado, impactando en la colocación de créditos y en las tasas de morosidad. “Naturalmente, la gente gana menos, gasta menos y no puede pagar más, así sube la morosidad lo que nos ha afectado a todos. Estratégicamente algunos hemos tomado previsiones para medir nuestros riesgos y no sobreendeudar”, puntualizó.

La directiva dijo que, lamentablemente, algunas instituciones afectadas por el crecimiento de la morosidad han buscado zonas no bancarizadas para colocar créditos, empezando a sobreendeudar a las personas. “Dar créditos es fácil, pero mantener la calidad de la cartera no lo es”, anotó.

Tres factores

A su turno, Joel Siancas, presidente del directorio de la Caja Municipal de Sullana, consideró que la intervención de la Caja Señor de Luren forma parte de una recomposición de la industria que, cuando alcanza una madurez, deja de lado los “archipiélagos” que no han gestionado adecuadamente.
“Esta mala situación de algunas entidades es consecuencia de varios factores: la deficiente gestión de la institución, la falta de fortalecimiento patrimonial y no predecir al mercado. Son tres cosas que si no las resuelves vienen las dificultades”, comentó.

Sin embargo, Siancas manifestó que esta intervención también abre oportunidades en el sistema. “En Caja Sullana tenemos abiertos los brazos para aquellas personas que quieren ahorrar o sacar su crédito con nosotros. No olvidemos que, a nivel de caja municipales en los últimos 20 años, solo una caja cerró, la de Pisco, preguntemos cuántos bancos, cajas rurales o Edpymes han cerrado. Puedo asegurar que el sistema de cajas municipales está sólido”, enfatizó el directivo.

No son megabancos

En tanto, Luis Baba Nakao, presidente del directorio del grupo financiero Diviso, mencionó que desde hace años él promueve la idea de que, para tener éxito en el sistema financiero, el tamaño, la tecnología y el talento humano son fundamentales. “Todo es cuesta. Hay que ser grande para tener acceso a pagar mejores sueldos, comprar sistemas informáticos y retener el talento con ideas innovadoras. El reto es competir con instituciones mucho más grandes”, aseguró.

El también consultor internacional manifestó que el segmento microfinanciero es muy grande pero con entidades muy pequeñas que quieren hacer lo mismo que un megabanco y es ahí donde las posibilidades de éxito se reducen sustancialmente. “Tenemos que ser creativos y tener elementos diferenciadores que nos permitan sobrevivir y llegar al éxito en el futuro. Pero lo que está pasando es que no existen estos componentes en muchas microfinancieras, entonces las consecuencias son las que estamos viendo”, dijo en alusión a la intervención a la Caja Señor de Luren.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

Vea también