La inversión privada cayó 0.3% en primer semestre, su peor nivel desde el 2009

18:31 19 Julio, 2014

La inversión privada no logra alzar vuelo, por el contrario cada vez se deteriora más. Esta variable ha registrado una caída de 0.3% en el primer semestre de este año, después de crecer 9.6% en el primer semestre del 2013, informó el BCR.

La caída de la inversión privada habría sido mucho mayor en el segundo trimestre del 2014 considerando que en el primer trimestre solo registró una expansión de 1.5%. Desde el cuarto trimestre del 2009 no se registraba una cifra negativa de esta variable.

En este contexto, el BCR ha reducido sus proyecciones de crecimiento de la inversión del sector privado de 6% a solo 3.2% para el 2014. Para el 2015 y 2016 estima que la inversión privada crecerá a tasas de 6.2% y 6.5%, respectivamente, considerando los proyectos anunciados y los otorgados en concesión. De esta manera, el ratio de inversión bruta fija total, que incluye a los sectores, privado y público, pasaría de 28.3% en 2014 a 28.5% y 28.8% en 2015 y 2016, respectivamente.

El ente emisor señala que para el segundo semestre del 2014 se prevé que la inversión privada mejore su dinamismo respecto al primer semestre del año, con lo cual se iniciaría un proceso de recuperación de la demanda interna. Por otro lado, se espera una mejora en la evolución de las exportaciones, considerando una mayor capacidad de producción y exportación de Toromocho, refiere el BCR en su último Reporte de Inflación de julio del 2014.

Evolución reciente

El BCR señala a continuación algunos indicadores que reflejan la evolución reciente de la inversión privada:

. Las expectativas de demanda a tres meses se mantienen en el tramo optimista, alcanzando los 58 puntos en junio y 61 puntos en promedio durante el primer semestre del 2014, nivel menor en 1 punto con respecto al valor registrado durante el primer semestre del año anterior.

. El indicador de expectativas de inversión a 6 meses alcanzó los 54 puntos en junio y continuó manteniéndose en el tramo optimista, aunque registra un menor nivel que en meses previos.

. Las expectativas de los empresarios sobre la situación de la economía a tres meses disminuyeron a 50 puntos en junio, ubicándose en un nivel neutral.

. La encuesta de expectativas de crecimiento del PBI revela ajustes a la baja para el año 2014. Así, en el caso del sistema financiero se registra una revisión de la tasa esperada de crecimiento del PBI de 5.4% a 4.8% entre abril y julio de 2014; en los analistas económicos de 5.4% a 5.0%, y entre los representantes de empresas no financieras de 5.2% a 5.0%.

. La desaceleración observada en el crecimiento de la inversión privada, la cual ha pasado de crecer 8.8% en el primer trimestre de 2013 a 1.5% en el primer trimestre de 2014, se asoció al comportamiento de los términos de intercambio, que disminuyeron 10.4% en el primer trimestre del año, manteniendo la tendencia decreciente observada desde el segundo trimestre de 2013.

Demanda interna

Por su parte, la demanda interna ha crecido 3.7% en el primer semestre de 2014, debido a una menor expansión en los componentes del gasto, tanto privado (8.2% en el primer semestre de 2013 a 3.4% en el primer semestre de 2014) como público (11.8% en el primer semestre de 2013 a 5.0% en el mismo periodo del 2014).

Para el año 2014 el BCR también ha revisado a la baja el crecimiento de la demanda interna, de 5.4% a 4.7%. La revisión se explica por el menor dinamismo previsto para la inversión privada como se ha explicado líneas arriba. A su vez, el BCR ha revisado a la baja la proyección de crecimiento para el gasto público a 7.9%, consistente con una menor previsión para la inversión pública principalmente de los gobiernos subnacionales.

Para el año 2015 se espera un crecimiento de la demanda interna de 5.7%, menor a lo previsto en el anterior Reporte de Inflación, debido principalmente al menor crecimiento de la inversión pública, así como a un menor dinamismo del gasto privado de consumo. Para el año 2016 se estima una tasa de crecimiento de 5.2% para la demanda interna considerando que la inversión privada crecería 6.5%, tomando en cuenta los anuncios de inversión y los proyectos entregados en concesión.

Comparte en:

Vea también