La innovación le cambió la cara a Colombia

21:37 8 Agosto, 2014

El emprendimiento no sólo se hace fuerte en el Perú sino también en Colombia. Juliana Ossa, directora de crecimiento empresarial extraordinario en iNNpulsa Colombia, que forma parte del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo del vecino país, señala que el fin de este ente es activar la innovación en aquellos ciudadanos que cuentan con nuevas ideas de negocio.

Su labor se centra en aquellas empresas que crecen rápidamente y de forma sostenida, ya que eso les permite ser más rentables y generar empleos de calidad. En la III Edición de la Conferencia Anual de Innovación #innovape, organizada por el Centro de Innovación de IPAE – Acción Empresarial, explicó que el Gobierno colombiano quiere apostar por aquellos que piensan en grande y que tienen muchas ganas de innovar.

“Para nosotros los empresarios innovadores no tienen edad ni sector”. Ossa mencionó varios casos de éxito de compañías colombianas como Mario Hernández, que se dedica a la fabricación de productos de cuero y que actualmente tiene tiendas en los principales aeropuertos del mundo.

De esa manera, se ha producido un cambio drástico y positivo en Colombia, ya que ahora se puede demostrar que una empresa puede crecer gracias a su empeño y dedicación, dejando de lado la mala idea de que si a un colombiano le iba bien era porque tenía vínculos con el narcotráfico.

Ayuda pendiente

Consideró que se debe vincular más al sector privado para que financie los proyectos de los emprendedores, pues el Gobierno no puede ser el único que les dé recursos a quienes innovan. Dijo que el Estado colombiano ha invertido US$ 7.5 millones para capital semilla de las nuevas empresas.

Para inyectar el interés que tienen los emprendedores por aportar a su país, el Gobierno de Colombia creó una agencia de noticias en la cual sólo se difunden los logros que están consiguiendo, para que la población sepa que hay personas que están sacando adelante a su país. “Lamentablemente en Colombia los medios de comunicación sólo le dan espacio a las malas noticias, eso pasa porque los periodistas no saben sobre emprendimiento e innovación, así que les estamos facilitando el trabajo”.

Los tiempos cambian

En tanto, su compatriota Elkin Echeverri, gerente del plan de ciencia, tecnología e innovación de Ruta N, recordó que en los ochenta Medellín fue considerada la ciudad más violenta del mundo y en el 2013 The Wall Street Journal la calificó como la más innovadora del planeta.

“Teníamos 380 homicidios por cada 100 mil habitantes, lo cual era una barbaridad, ahora la cifra de muertes ha bajado a 28, ya que supimos transformar la realidad”.

Las ideas innovadoras pueden cambiar a una sociedad, por eso comentó que hubo gente a la que se le ocurrió instalar escaleras eléctricas en las urbanizaciones que se encuentran en los cerros, lo que ayudó a reducir el tiempo de transporte de los ciudadanos.

Detalló que el emprendimiento ha permitido que disminuya considerablemente la pobreza extrema en Medellín y destacó que se haya apostado por mejorar los sistemas de transporte, pues en una ciudad el caos vehicular demuestra que hay un estancamiento en el desarrollo.

“Cuando se transforma la realidad recién podemos decir que hay innovación, y eso nos va a ayudar a desarrollar más puestos de trabajo sobre todo para los jóvenes”.

En los últimos 18 meses han llegado a Medellín 36 empresas de todo el mundo que han generado mil empleos nuevos, con lo cual se demuestra que esta ciudad realmente pudo dejar en el pasado la violencia desatada por el narcotráfico y por eso hace un año un medio canadiense realizó un reportaje al cual tituló: ‘Medellín el cartel de la innovación’. (Por Bruno Bartra Bazán).

Comparte en:

Vea también