Asbanc: Dinero electrónico e inclusión financiera son los grandes retos de la banca para el 2015

11:24 30 Diciembre, 2014

Si bien el 2014 ha demostrado ser un año de importantes logros para la banca nacional, es necesario identificar los retos hacia los que se deberá enfocar las fuerzas y nuevas energías, señala Asbanc.

Agrega que el objetivo es mantener el liderazgo en el sector financiero peruano y a continuar apoyando el desarrollo del país. A continuación Asbanc enumera los que serían los retos claves para el sector bancario nacional en el 2015:

1. Inclusión Financiera. Es necesario que más peruanos, sobre todo los de menores recursos, tengan acceso al sistema financiero formal, tanto a través de créditos como de ahorros. Si bien se ha avanzado mucho en este aspecto, aún tenemos niveles muy bajos en comparación con otros países de la región. Para ello, no son suficientes los esfuerzos de la banca en busca de ese objetivo, que abarcan el despliegue de puntos de atención (oficinas, cajeros automáticos, y corresponsales), la creación e innovación de nuevos productos y servicios financieros con mejores condiciones financieras que se amolden a las necesidades de las personas y empresas.

A éstos se suman las mejoras en la medición de la capacidad de endeudamiento de clientes para evitar que caigan en incumplimiento de pago, los avances en lo que respecta a protección al consumidor y transparencia de la información, las intensas campañas de educación financiera, el impulso para dar a conocer productos relevantes y necesarios para las pequeñas y microempresas (factoring, leasing, etc.), y la mayor seguridad para la realización de las operaciones monetarias. Es necesario mencionar que hay puntos específicos que debe trabajar el Gobierno, como reducir la elevada informalidad, bajar los aún altos niveles de pobreza, contrarrestar el déficit de infraestructura vial y de comunicaciones, así como los bajos niveles de educación, entre otros temas.

2. Dinero Electrónico. Este proyecto viene siendo liderado por ASBANC en coordinación con otras entidades del sistema financiero como cajas, empresas financieras e instituciones del Estado. El objetivo es que los peruanos tengan un canal de atención más eficiente que permitirá que personas de zonas alejadas del país puedan tener acceso al sistema financiero formal desde un teléfono celular de baja gama, considerando que la penetración móvil en el país llega al 100%. El logro de dicha meta traerá como consecuencia que el uso del efectivo disminuya. Con ello, se incrementará la seguridad en las operaciones y la formalización de las mismas. Adicionalmente, las empresas del sistema financiero van a disponer de información nueva y sumamente valiosa de las personas, la cual les facilitará la adecuación de sus productos de crédito y ahorro a las necesidades de estos potenciales clientes. Por si fuera poco, el Gobierno se beneficiará con este nuevo canal, pues podrá entregar las prestaciones de sus programas sociales a través del mismo generando un ahorro de recursos, tanto para el Estado como para los beneficiarios de éstos. Ello, sumado a las ganancias en cuanto a seguridad que el uso de este nuevo canal representa.

Se tiene previsto que el Dinero Electrónico arranque en el primer semestre del 2015 en su fase piloto, para luego iniciarse su despliegue formal ya en el segundo semestre del año.

3. Sostenibilidad Socio Ambiental. Considerando que los temas sociales y aquellos relacionados al medio ambiente vienen tomando gran relevancia tanto a nivel nacional como mundial, la banca  peruana trabaja en incluirlos y reforzarlos dentro de sus procesos de intermediación financiera.

En esa línea, se elaborará este 2015 el “Protocolo Verde”, iniciativa lanzada en el marco de la COP20, y que busca establecer las mejores prácticas en temas socio-ambientales en la banca peruana. Cabe señalar que algunos bancos privados ya han venido avanzando en esta línea en los últimos años a través de estándares internacionales como los Principios de Ecuador, Normas de desempeño de la IFC (Internacional Finance Corporation, institución perteneciente al Banco Mundial), entre otros. No obstante, este Protocolo Verde tendrá una cobertura más amplia, ya que será trabajado no sólo por la banca, sino con el resto de empresas del sistema financiero, incluyendo las del Estado, y al propio Gobierno. Dicho Protocolo tendrá por objetivo generar lineamientos e instrumentos para promover el financiamiento del desarrollo con sostenibilidad, promover en los procesos internos de las entidades el consumo sostenible de recursos naturales, y considerar dentro del análisis de riesgo de crédito e inversión a los impactos y costos ambientales y sociales que se generan en las actividades y proyectos a ser financiados.

4. Basilea III. El sistema bancario peruano ha mostrado en los últimos años solidez, liquidez y solvencia, cumpliendo con todo lo exigido por la SBS y los estándares internacionales, lo que le ha permitido afrontar las crisis internacionales sin ningún contratiempo. Asimismo, la banca nacional está a favor de continuar implementando normas prudenciales que tengan por objetivo fortalecer al sistema financiero, aunque consideramos necesario e importante el monitoreo de los efectos de las medidas a implementar, de modo que no se perturbe el normal desarrollo de la industria.

5. FATCA. Las entidades bancarias ya vienen trabajando en la implementación de procesos que indica la Ley FATCA (ley estadounidense que busca combatir la evasión fiscal fuera de las fronteras del país). No obstante, para avanzar y tener mayor claridad sobre el tema es necesario que el Estado firme un acuerdo intergubernamental con los Estados Unidos. De esa manera, las entidades del sistema financiero podrán cumplir con la referida norma y no estarán sujetas a las sanciones correspondientes.

6. Requerimientos regulatorios. Las entidades financieras se encuentran sujetas al cumplimiento regulatorio de múltiples entes gubernamentales. Además de la Superintendencia de Banca y Seguros, también se someten a regulación emitida por el Banco Central, la Superintendencia de Mercado de Valores y la Sunat. En ese sentido, se debe procurar que todas las entidades regulatorias hagan el esfuerzo de poner en común la información que obtienen del sistema bancario, compartiéndola con estricto apego a la legalidad, y minimizando así el número de peticiones que hoy se realiza por separado.

Mirando el 2015 con optimismo

Asbanc señala que las perspectivas a futuro han sido siempre optimistas y hoy por hoy tenemos muchos motivos para mantenernos en esa misma línea. Es cierto que se ha dado una desaceleración económica en el Perú. Es un hecho innegable que se ha percibido también en las cifras bancarias del año. Pero no podemos dejar de reconocer que nuestro país ha registrado tasas de crecimiento en promedio superiores al 6% en los últimos 10 años, y que la cifra de este año (probablemente menos de 3%), será aun así una de las más altas de la región y una muy relevante a nivel mundial.

Ahora bien, las perspectivas apuntan a una aceleración del dinamismo económico para el 2015, debido a la reactivación de proyectos de inversión importantes, la recuperación de la confianza de consumidores e inversionistas, y el impulso de las medidas reactivadores adoptadas por el Gobierno. En este contexto, la banca privada está decidida a continuar apoyando a la actividad productiva. “Como hemos dicho antes, al sector financiero le va bien cuando el país crece. Por ello, no es extraño que hoy siga sólido, y es lógico pensar que el año que viene será mejor, apoyado por un crecimiento más fuerte de los ahorros y los préstamos a personas y empresas. Tal como hemos enumerado en el presente artículo, tenemos una alforja llena de ideas y proyectos para promover la inclusión de más peruanos en el mercado financiero formal y el compromiso asumido de hacer todo el esfuerzo posible por lograr resultados positivos”.

“Creemos, pues, que hay buenas razones para ser optimistas de cara al futuro. El potencial de nuestro país y de nuestra banca es enorme, y no podemos sino disponernos a desarrollarlo al máximo, y pronto”, finaliza el gremio.

Comparte en:

Vea también