Gobierno financiará 200 emprendimientos y 10 incubadoras de negocios

14:54 12 Mayo, 2014

El Ministerio de la Producción presentó hoy el proyecto del Plan Nacional de Diversificación Productiva, cuya finalidad es sofisticar la estructura productiva del país.

El titular de la Producción, Piero Ghezzi, señaló que la implementación de este plan no implica desatender las actividades vinculadas a los recursos naturales. Ellos han sido los principales motores de la economía y su producción le otorga una gran ventaja comparativa.

El boom de recursos naturales ha sido una de las causas principales del buen desempeño económico del Perú y debe seguir siéndolo. Si queremos financiar la reducción de las grandes brechas de la economía requerimos contar con unos sectores minero, energético y de recursos naturales cada vez más sólidos, que contribuyan con el desarrollo de tecnologías aplicables a otras industrias y que, además, generen una demanda interna ancla para que industrias conexas puedan despegar, sostiene el documento.

Objetivos

El objetivo de la política de diversificación apunta a usar los beneficios económicos derivados de los recursos naturales para brindarle a la economía peruana una mayor capacidad productiva y transformadora. Sus objetivos específicos son los siguientes:

• Lograr tasas de alto crecimiento económico que sean sostenibles en el largo plazo.
• Aumentar el empleo formal y de calidad.
• Reducir la dependencia, de la economía peruana, a los precios de las materias primas.
• Acentuar la transformación productiva necesaria para transitar hacia el nivel de las economías de ingresos altos.
• Generar entre los peruanos una visión de largo plazo sobre la necesidad de diversificar la economía nacional.

Los tres grandes ejes

El Plan Nacional se organiza en tres ejes estratégicos: a) Diversificación productiva propiamente dicha; b) Reducción de
sobrecostos y de regulaciones, y c) Expansión de la productividad.

La diversificación productiva busca identificar actividades donde existan oportunidades exportadoras latentes para ampliar la canasta exportadora nacional y orientarla a grandes cadenas de valor mundiales. En este eje se buscará —entre otras acciones que se detallarán más adelante— expandir las posibilidades tecnológicas mediante el fortalecimiento de las actividades de innovación y emprendimiento innovador.

Tomando en cuenta que la implementación del primer eje se relaciona más con el sector transable y moderno de la economía, el plan propone uno segundo vinculado a la reducción de sobrecostos y de regulaciones, especialmente en los ámbitos de empleo, salud, seguridad y medioambiente. El sector privado ha perdido competitividad por regulaciones en esos ámbitos que, en muchos casos, no han cumplido su objetivo y cuya tendencia es necesario revertir.

Este segundo eje tendrá un impacto mayor en aquellas empresas cuya estructura de costos representa un problema relevante. Sin embargo, para abarcar un universo mayor de empresas se hace indispensable trabajar en el tercer eje, referido a la expansión de la productividad. Con ello se podría cerrar las brechas de productividad entre empresas, sectores y regiones.

Este tercer eje busca impulsar los niveles generales de productividad con énfasis en las MIPYME, tomando en cuenta la necesidad de reducir su heterogeneidad. Para ello —como se verá más adelante en las medidas específicas—, se propone la provisión de un conjunto de instrumentos de costos, insumos, transferencia tecnológica, entre otros.

Medidas específicas del Eje de Promoción de la diversificación productiva

En este eje se busca insertar las unidades productivas en las cadenas de valor de la economía global —no tratar de producir todo el valor internamente—. Para ello, se debe:

(i) Identificar cadenas de valor y demandas potenciales en coordinación con el sector privado, así como diseñar mecanismos para identificar brechas de productividad por sector en relación a la economía global. En este punto será esencial llevar a cabo estudios de diagnóstico de cadenas y estudios regionales.

(ii) Promover la innovación y el emprendimiento innovador. A 2015, por intermedio del FINCyT y el programa Innóvate Perú, se pretende:
a. Financiar 200 emprendimientos y 10 incubadoras de negocios con el programa Start-Up Perú.
b. Contar con 20 proyectos en empresas que comprendan innovaciones altamente disruptivas con el programa de innovación de alto impacto.
c. Contar con 15 agendas de innovación sectorial.
d. Mejorar el marco regulatorio para facilitar la entrada de los inversionistas ángeles.

(iii) Desarrollar la infraestructura para la calidad como soporte para la diversificación. Se creará el Instituto Peruano de la Calidad (IPECAL), que agrupará y dará mayor visibilidad a las oficinas existentes vinculadas al sistema de normalización,acreditación y metrología (actualmente en el INDECOPI). Al 2015, el IPECAL trabajará en incrementar en 25% el número de laboratorios acreditados y el número de empresas con certificaciones de calidad. Con este objetivo se lanzarán
líneas concurso para cofinanciar procesos de certificación empresarial.

(iv) Llevar a cabo diagnósticos regionales para resolver las externalidades de información y de coordinación. Estos diagnósticos permitirán identificar qué insumos complementarios es necesario proveer en la economía, así como qué mecanismos de manejo de riesgos y de coordinación entre los agentes de la economía pueden implementarse.

Comparte en:

Vea también