EY plantea ampliar obras por impuestos a todos los sectores del gobierno nacional

17:36 12 Febrero, 2015

A la fecha el régimen de obras por impuestos tiene compromisos de inversión por S/. 1,499 millones. Este mecanismo se ha convertido en una forma efectiva de colaboración entre el sector privado y las entidades públicas.

“Bajo este esquema se benefician todos: el Estado porque adelanta inversión pública, la empresa privada por un tema de reputación y recuperación de la inversión a cuenta del Impuesto a la Renta y, por supuesto, la población”, sostuvo Guillermo Villegas, secretario general de ProInversión, durante su exposición en la conferencia Régimen de Obras por Impuestos, organizado por EY Perú.

Al respecto, Humberto Astete, socio de Impuestos de EY Perú, indicó que existen 113 obras en marcha bajo este sistema que van a beneficiar a 9 millones de personas, por lo que resulta el camino adecuado para cerrar la brecha de infraestructura que asciende a US$ 88 mil millones, según estima AFIN.

Por su parte, Manuel Rivera, gerente de Tax Services de EY Perú, propuso al Ejecutivo que se amplíe el régimen de obras por impuestos a todos los sectores del Gobierno Nacional (ministerios). “Mediante ley se incorporó a las entidades del Ejecutivo en los alcances del régimen, pero solo para los sectores de educación, salud, seguridad, agricultura y turismo. No obstante, creemos que podría llegarse a más sectores, como energía, telecomunicaciones, saneamiento, infraestructura vial, esparcimiento y transporte urbano y rural”, argumentó.

Rivera destacó los avances de algunos ministerios, como Educación y Salud, que están mostrando una voluntad política para sacar adelante más proyectos por esta vía. Así, resaltó que el Minedu haya reportado compromisos de inversión por S/. 120 millones en 2014 y se espera que se alcancen otros S/. 600 millones más para este año. Del mismo modo, indicó que el Minsa cuenta con planes de inversión bajo este régimen por otros S/. 600 millones.

Propuesta viable

En tanto, Jorge Silva Dávila, gerente de Relaciones con el Gobierno del BCP, consideró viable la propuesta de EY para ampliar a más sectores el sistema de obras por impuestos. “De modo técnicos no sabemos por qué no se cubrió a más sectores. Electrificación rural o saneamientos son claros ejemplos de que se pueden ejecutar obras. Hay gobiernos y municipios que no tienen canon que podrían avanzar en estos sectores si la norma se lo permitiera”, apuntó.

Para Denisse Miralles, directora de Inversiones Descentralizadas de Proinversión, la consideración de esta propuesta pasa por una modificación a la ley, pero aseguró que, una vez se vean resultados en los sectores priorizados y se compruebe que es eficiente, se optarían por incorporar a más sectores a la norma.

Manifestó que, actualmente, el 43% de los proyectos están relacionados con transporte, el 24% con saneamiento y el 20% con educación y salud. “Esperamos que este año, con los fondos especiales para educación y salud, su participación aumente en un 10%”, dijo.

Oportunidad para regiones sin canon

De otro lado, Miralles anunció que, en marzo próximo, el Ministerio de Economía (MEF) lanzará un concurso mediante el Foniprel por S/. 150 millones para que los gobiernos regionales y municipales que no reciben canon puedan concursar sus proyectos para que sean financiados por este fondo, bajo el sistema de obras por impuestos. “Hay regiones como Cusco que tienen S/. 1,400 millones para obras por impuestos, mientras que Amazonas solo tiene S/. 9,000 disponibles. Otras regiones con baja disponibilidad de recursos son San Martín, Lambayeque y Madre de Dios”, comentó. Indicó que en mayo también habrá otro concurso por S/. 300 millones más.

En ese sentido, la funcionaria recomendó tanto a empresas como a entidades públicas a priorizar los proyectos con alto impacto social y que cuente con aceptación de la población. “Si bien los informes de Contraloría no son vinculantes, es recomendable que las autoridades regionales levanten las observaciones para que no hayan problemas en la supervisión posterior que pueda hacer el órgano de control”, manifestó.

Dijo también que, desde que se lanza el concurso hasta que se firma el contrato, el plazo puede alcanzar los dos a tres meses. Sin embargo, advirtió que en el camino pueden presentarse una serie de elementos, como estudios que necesitan aprobación de otras entidades, que podrían demorar la ejecución del proyecto.

Mejoras a la norma

Jorge Silva, del BCP, recomendó a las empresas interesas en entrar a este mecanismo lograr un acercamiento con las autoridades regionales y locales, con el fin de contar con la voluntad política de la institución pública para la realización del proyecto.

El ejecutivo explicó que una buena práctica para las empresas es contratar a constructoras de la zona, con el fin de contar con la aceptación de la población. “Eso nos ha permitido sacar adelante varios proyectos”, recalcó. No obstante, lamentó que normas colaterales no estén al ritmo del sistema de obras por impuestos, pues –por ejemplo- un proyecto en Cusco les demoró un año para recibir la aprobación de los estudios ambientales por parte del Ministerio de Vivienda.

Silva informó que el 90% de los recursos destinados por el BCP mediante este régimen se orientarán al sector Educación, e indicó que esperan construir 60 a 70 colegios más y ofrecer capacitaciones a los profesores para que, además de la infraestructura, se ofrezca una educación de calidad.

Al cierre de la conferencia, EY Perú organizó reuniones privadas entre funcionarios de Proinversión y empresarios interesados en participar en los proyectos de obras por impuestos.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

Vea también