El gasto en educación y diversión crece más que en alimentos y vivienda

03:37 28 Mayo, 2014

En el Perú cada vez hay más consumidores, la pobreza ha disminuido casi en un 50% en los últimos 12 años, y ahora hay más personas con un mayor poder adquisitivo, según lo expuesto por Christian Gonzales, gerente comercial de Arellano Marketing.

Hoy en día el 78% de la población nacional vive en zonas urbanas, lo cual demuestra que las clases bajas se están reduciendo y están comenzando a comprar más en supermercados y centros comerciales.

Explicó que la sociedad peruana ha pasado de la típica pirámide a un rombo, tal como sucede en los países del primer mundo en los cuales el nivel socioeconómico más grande es el que se encuentra en el medio.

Es más, definió cada estilo de vida según su ubicación en este rombo. En la parte superior están los Sofisticados (6%) que son personas cosmopolitas y educadas, quienes se caracterizan por tener altos ingresos económicos; mientras que en el otro extremo se encuentran los Austeros (8%) que se preocupan por conseguir dinero para poder satisfacer sus necesidades más básicas.

Mientras que a la mitad del rombo hay cuatro grupos: Formales (19%) que son varones que tienen objetivos en la vida y que por ello se preocupan por estudiar, Progresistas (23%) que son aquellos que se trazan retos constantemente, Conservadoras (18%) aquellas mujeres tradicionales que piensan en la familia y las Modernas (26%) féminas que buscan sobresalir sobre todo en el trabajo.

Y de todos estos segmentos los más abiertos al cambio son los: sofisticados, progresistas y modernas; pues los otros modifican su conducta de una forma más lenta y progresiva.

En 1996, el 30% de un ingreso de S/. 605 mensuales se destinaba a consumos no básicos (diversión, educación y estatus), y en el 2009 la cifra aumentó a 41%. “Actualmente, mientras las categorías básicas (alimentación, vestido, salud y vivienda) han crecido en 62%, las no básicas lo han hecho en casi 150%, pues hay un mayor contacto con el cliente”, reveló.

El despegue

El cambio se refleja en varios sectores como en la venta de vehículos, pues del 2003 al 2013 aumentó en 151%, mientras que en celulares la cifra llegó a 560% y fue en el 2011 cuando hubo un mayor crecimiento, ya que hubo tanta compra de estos equipos que se llegó a la conclusión de que hay personas que tienen hasta dos líneas de telefonía móvil.

En el caso de las tarjetas de crédito subió en 162% y la demanda educativa superior no se quedó atrás, pues el incremento fue de 139%; pero, si sólo nos centramos en universidades privadas la cifra llega a 270%. Y en lo que se refiere a las ventas en supermercados, estas crecieron a 232%.

“Hace 15 años los consumidores tenían una demanda limitada y lo que estaba más disponible era aquello que estaba barato, ahora pasa lo contrario a pesar de que el mercado no ha terminado de crecer; pero, ya somos un país atractivo y con gente que puede comprar algo sin importar tanto su precio”, acotó.

Eso no es todo, pues Gonzales, al igual que Rolando Arellano Cueva (ambos participaron en el Seminario Fidelizar realizado ayer), coincide que ahora el consumidor peruano es más exigente (ver nota aparte) y agregó que el nivel de exigencia en general llega a un 53%; pero, sube a 57% cuando se trata de un servicio en una oficina del sector público.

“El crecimiento de reclamos del 2006 al 2013 creció en más del 260% según Indecopi”, manifestó y sostuvo que a las empresas, en general, aún les falta trabajar para formar consumidores fieles. (Por Bruno Bartra Bazán)

Comparte en:

Vea también

Últimas Noticias Ver todas

14:50 18 Junio, 2021 / Comercio exterior

Envíos de envases y embalajes presentaron crecimiento

07:01 18 Junio, 2021 / Empresa

Cómo alcanzar el liderazgo digital empresarial

16:30 17 Junio, 2021 / Gestión del Talento

¿Cómo lograr la reinserción laboral?