El bostezo es una señal de alerta

22:39 17 Noviembre, 2014

¿Quién no ha bostezado nunca? Bostezan desde los bebés pequeños hasta los ancianos y animales y es algo tan habitual que ni siquiera le prestamos atención. Pero se ha dado cuenta que en muchos de los casos, el bostezo nos está avisando algo?

Quizás estamos aburridos, cansados, con sueño, etc., y el bostezo es un acto involuntario que sucede en esos momentos. Pero en realidad es más que eso.

Existen estudios científicos que señalan que bostezar cuando una persona está cansada, es una señal de alerta para dejar de hacer lo que se está haciendo y tomar una pausa, que si es una pequeña siesta mucho mejor.

El bostezo en personas que tienen trabajos que requieren estar bien despiertos, es un acto involuntario que envía el cerebro para que la persona no se duerma. El bostezo ayuda a permanecer despiertos aún si hay mucho sueño y cansancio, ya que al abrirse la boca se movilizan los músculos faciales, se aumenta la frecuencia cardiaca y se oxigenan los pulmones, lo cual ayuda a seguir manteniéndose despierto, pero de una manera forzada, que a la larga, puede deteriorar la salud.

Otros tipos de bostezo son por imitación, sobre todo en niños y animales que se contagian esta acción, especialmente los perros y monos, pero en general todos llegamos a contagiarnos cuando estamos cerca a una persona que bosteza.

Existen teorías que explican algunos posibles motivos por los cuales el bostezo puede ser contagioso. Por ejemplo, si es una reacción instintiva para mantener el cuerpo listo y alerta, puede ser una forma primitiva de que varios animales se “sincronicen” en el mismo estado de alerta. Similar a los aullidos de una manada de lobos.

Lo más importante de todo, es que si usted sabe que su bostezo es por exceso de trabajo, falta de sueño, estrés laboral, cansancio y decaimiento, debe hacer un alto en sus labores y hacerle caso a las señales de su propio organismo, que le está pidiendo una pausa. Los naturistas señalan que habría menos enfermedades si más personas hicieran caso a los mensajes que sus cuerpos les envían. El cuerpo es sabio, dicen, y cuando ya no puede con nosotros, nos envía una enfermedad que nos tumbe a la cama, para hacernos recordar que es importante descansar.

PUBLICADO ORIGINALMENTE EN LA REVISTA Gan@Más #16 (MAYO 2014)

Comparte en:

Vea también