Ejecutivos de provincias tienen una baja percepción sobre la cultura de innovación

15:19 1 Diciembre, 2021

La coyuntura ha llevado a que diversos sectores económicos innoven en la metodología de trabajo y la comunicación con los colaboradores y clientes de las organizaciones. Por ello, el área de Innovación y Desarrollo de ISIL desarrolló una investigación que mide la perspectiva que tienen hoy en día los ejecutivos sobre el estado de la cultura de la innovación en sus organizaciones.

Uno de los resultados más llamativos del estudio es que los ejecutivos que trabajan actualmente en provincias evidencian un índice menor sobre el estado de la cultura de la innovación, frente a quienes laboran en Lima (3.15 y 3.51 respectivamente). La brecha principal, señala el estudio de ISIL, se da en los bloques racionales.

 

“Es necesario analizar si estas desigualdades se asocian al tipo de área, nivel jerárquico o perfil del colaborador, con el fin de impulsar el índice de innovación en todo el Perú”, indicó Jimena Canales, directora de Proyectos e Investigación de ISIL.

El objetivo de este estudio -agregó- fue conocer  el estado de la cultura de innovación en el Perú, así como sus desafíos y oportunidades. ISIL se ha basado en el modelo “The Six Building Blocks of an Innovative Culture”, conformado por Recursos, Procesos, Resultados (bloques racionales) y Valores, Conducta, Clima (bloques emocionales). Este modelo ha sido validado por más de dos años con datos de 1,026 ejecutivos de empresas en EE.UU, Europa, Latinoamérica y Asia.

“Luego de haber realizado el estudio con 300 ejecutivos de los sectores industrial, comercio, público y servicios, este último destaca con el mejor índice global (3.53), mientras que comercio es el más bajo (3.16) y el único que obtiene dos bloques en una situación a mejorar: recursos y procesos”, agregó Canales.

 

Los bloques emocionales superan los índices de los racionales en el resultado global y por sectores. Las organizaciones multinacionales y con más de 200 colaboradores tienen un índice de innovación más elevado (3.64 y 3.53 respectivamente), mientras que las organizaciones estatales presentan un menor índice de innovación (3.20), uno de los más bajos.

El mayor índice en las organizaciones se manifiesta en ejecutivos que han recibido capacitación en innovación en su trabajo y por su cuenta, o sólo en su trabajo (3.77 y 3.74 respectivamente).

Comparte en:

Vea también