CIDE-PUCP: Cómo introducir la innovación en una empresa

15:43 8 Enero, 2019

Innovar es vital para las empresas de hoy debido a la competencia del mercado global y a la rapidez del crecimiento tecnológico.

No obstante, aunque la preocupación ha crecido, Perú continúa en uno de los puestos más bajos de innovación -puesto 71 de 126 países- según el último ranking de Global Innovation Index 2018.

Para Henry Yauri, profesor del Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor (CIDE-PUCP), una de las razones por las que Perú innova poco se debe “a la falta de educación en ciencia y tecnología y la promoción de investigación en los centros de estudio. En el CIDE-PUCP, cuando damos los cursos sobre innovación, hacemos hincapié en que hay que leer muchísimo sobre estos temas porque solo así podremos cambiar algo”, señala.

Otra razón, según el especialista, es que son pocas las empresas que promueven la investigación y la promoción de nuevas ideas. “Innovar no significa crear nada más, sino hacer algo que genere un alto impacto, y eso se logra de a pocos, poniendo en primer lugar a mis trabajadores”, puntualiza.

Para innovar de a pocos, Yauri recomienda:

1.- Todo empieza por la gerencia

La personalidad de una empresa y su conducción está en manos de la gerencia. Es el jefe quien debe impulsar la innovación. Y no se trata de comprar herramientas tecnológicas o decirles a sus trabajadores de buenas a primeras que se creará un laboratorio de innovación. Yauri señala que se puede empezar con solo reunirse con sus colaboradores y debatir acerca de las necesidades de la empresa, generar ideas entre todos e impulsar la investigación y el desarrollo de nuevos proyectos.

2.- Investiga el mercado

Para innovar hay que conocer a fondo el sector en el que nos movemos: cómo está marchando este año, qué cosas nuevas está haciendo la competencia o tendencias de otros países, cuáles son las proyecciones, etc. Tener información actualizada sobre el mercado nos permitirá saber qué errores y aciertos cometen otras empresas, y que encontremos mejores oportunidades para resolver esos problemas: así inicia la innovación.

3.- Analiza las necesidades de tu empresa

Es vital analizar cuáles son las necesidades de mi empresa y qué se está haciendo por suplirlas. Si lo que necesito es introducir nuevos productos o servicios, si debo implementar más tecnología o no, y eso solo se sabe conociendo al cliente. No es necesario emplear procesos arduos o encuestas para conversar con los usuarios, puede hacerse solo con conversar. Una vez que hallen la necesidad insatisfecha hay que escribirla, hacer un plan de acción y comunicarlo a los trabajadores. Así se empezarán a generar ideas que desembocarán en una necesidad de innovación.

4.- Intente trabajar en la incertidumbre

Uno de los temores de las empresas sobre la innovación es que les cuesta invertir tiempo y dinero en algo que no saben cómo saldrá. Pues bien, hay que hacerlo e integrar el error como parte del proceso. Los trabajadores se sienten más seguros con el clima laboral que genera la innovación porque saben que pueden experimentar y que no importará demasiado los errores que se cometan en el camino, pues la innovación también es aprendizaje.

5.- Fomente la actitud de disconformidad

Esto puede leerse mal, pero significa que no deberíamos dejar que los trabajadores se sientan muy cómodos y dejen de preocuparse por el mercado. Un ejemplo: Uber. Los taxistas nunca se preocuparon por innovar su servicio y luego Uber llegó y los desplazó. Así pues, hay que animar a los trabajadores a observar lo que falta en las compañías, incluso si eso significa cuestionarla y proponer grandes cambios.

Si quieres profundizar tus conocimientos en innovación, el CIDE-PUCP te invita a participar de la Diplomatura de Innovación Intraempresarial : http://cide.pucp.edu.pe/index.php?pg=landing/Intraempresarialb&f=3, o revisar información utilitaria en su fanpage: https://www.facebook.com/cidepucp

Comparte en:

Vea también