CCL: Es necesaria una verdadera reforma laboral que propicie la formalidad de las empresas

11:01 14 Agosto, 2015

Debido a una mala decisión de las autoridades, muchos empresarios formales podrían optar por el camino de la informalidad, aseveró Jorge Ochoa, vicepresidente del Gremio de la Pequeña Empresa de la Cámara de Comercio de Lima respecto a la posibilidad de que el Ejecutivo incremente la remuneración mínima vital.

“El incremento de la remuneración mínima generará un gran riesgo al país. Sin embargo de elevarse, debe sustentarse en criterios estrictamente técnicos con un impacto a favor de la mayoría de peruanos, y esto aún no se ha hecho”, dijo Jorge Ochoa, vicepresidente del Gremio de la Pequeña Empresa – CCL.

Asimismo, mencionó que los riesgos que se corren son: empleos precarios, elevadas tasas de informalidad, baja productividad laboral, mínima recaudación tributaria, y fundamentalmente, se lograría que la gran mayoría de peruanos no perciban los beneficios de la formalización.

“Como sabemos, la informalidad afecta a muchos sectores de la economía nacional, según cifras del INEI representa alrededor del 75% de la fuerza laboral actual. De cada cuatro trabajadores de la población económicamente activa (PEA) tres se desempeñan en el sector informal. Muchos dicen que esta cifra alcanza el 88% en el caso de la micro empresa. Adicionalmente, la productividad del empleo formal es cinco veces mayor que la productividad del empleo informal”, refirió Ochoa.

El vicepresidente del Gremio de la Pequeña Empresa de la CCL, informó también que en nuestro país el 99,6% de las empresas son micro, pequeñas y medianas (Mipymes), donde la productividad, en muchos casos es muy baja porque a pesar de tener empresas emergentes, fundadas por peruanos emprendedores, tienen al mismo tiempo muchas limitaciones técnicas, financieras y de capital humano.

Más puestos formales

De otro lado, precisó que para fomentar la creación de puestos de trabajo formales, es urgente llevar a cabo una verdadera reforma laboral que propicie la formalización real de las empresas.

“Es necesario alcanzar el objetivo de una verdadera reforma laboral que permita una mayor productividad del empleo, elimine las barreras burocráticas laborales, facilite la tributación, pero sobre todo que contribuya a que nuestros emprendedores desarrollen una gestión de clase mundial con proyección internacional basada en el capital humano y la productividad”, resaltó Jorge Ochoa, vicepresidente del Gremio de la Pequeña Empresa – CCL.

Comparte en:

Vea también