BVL: Sector público y privado trabajan para evitar que bajen de categoría al mercado peruano

15:18 19 Agosto, 2015

La Bolsa de Valores de Lima anunció que – tanto el sector privado como el sector público- se encuentran en coordinaciones y alistando una serie de medidas para evitar que se coloque a Perú como mercado frontera. Con estas iniciativas se busca aportar a la discusión avances concretos y significativos para expandir la liquidez y promover el mercado de capitales entre inversionistas locales y extranjeros.

El jueves 13 de agosto, la empresa proveedora de índices MSCI Inc. comunicó al mercado internacional una consulta para evaluar la re categorización del mercado peruano de la categoría “Emergente” hacia la categoría “Frontera”, debido, entre otros factores, a la disminución de la liquidez del mercado peruano.

El impacto de una reclasificación podría ser sumamente negativo no solo para la bolsa de valores, sino sobre todo, para el mercado de capitales peruano y la economía del país. Pertenecer al mercado emergente nos permite recibir y mantener de una u otra forma, flujos de inversión hacia países emergentes, grupo al cual pertenecen países como China, Brasil, India, México, Colombia, Chile, entre otros. Dejar este grupo de países, resultaría más riesgoso y contaría con menores garantías para los inversionistas globales. Ello no sólo limitaría la transabilidad de los valores existentes, sino imposibilitaría a las actuales y nuevas empresas peruanas, financiarse en los mercados de capitales globales, refiere la BVL.

“En adición a la perdida de interés por el mercado peruano y la mayor percepción de riesgo, las repercusiones se harán sentir en el tipo de cambio y tasas de interés, factores que no ayudan a la economía en un contexto internacional cada vez más complejo. Se afectaría la confianza de los inversionistas, al mismo tiempo que se generaría empobrecimiento de todos los peruanos por un menor valor de sus activos y de sus fondos de pensiones. En una re categorización, todos pierden: familias por sus ahorros y trabajo, empresas por una menor capacidad de atraer fondos, y el país en general por percibirse como más riesgoso”, enfatizó Christian Laub, Presidente de la Bolsa de Valores de Lima.

De acuerdo a cálculos de la Bolsa de Valores de Lima, el impacto de una reclasificación hacia mercados Frontera provocaría una salida de flujos de capital y una desvalorización del mercado de entre US$1.7 mil millones y US$5 mil millones, por lo menos.

El presidente de la bolsa limeña señaló también que “la pérdida de liquidez del mercado peruano es un hecho que requiere medidas puntuales y el trabajo conjunto entre el sector privado y el sector público. Este posible cambio de categoría podría verse en el muy corto plazo, por lo que tomar medidas al respecto es imprescindible”.

Asimismo informó que se han tenido reuniones con el Banco Central de Reserva del Perú, el Ministerio de Economía y Finanzas, la oficina del Primer Ministro, la Superintencia del Mercado de Valores, la Asociación de Bancos, la Asociación de AFPs, Procapitales, entre otros. Agregó también que se vienen realizando coordinaciones para mostrar compromisos al mercado internacional, incluyendo un roadshow a Nueva York (la próxima semana) y otras geografías, una estrategia de medios local, regional, e internacional, y llegar a los principales inversionistas internacionales, de modo que Perú no sea reclasificado hacia mercado Frontera.

La Bolsa de Valores de Lima considera que este esfuerzo conjunto y esta unión de voluntades permitirán brindar la confianza a los inversionistas y que, pese a los vaivenes internacionales, existe el compromiso por el continuo desarrollo del mercado de capitales y del país.

Inicitativas pendientes

Algunas de las medidas pendientes incluyen facilidades como el impulso a los formadores de mercado o “market makers”, las facilidades para la venta en corto y préstamo de valores, permitir la negociación con acceso directo automatizado, facilitar la emisión de nuevos instrumentos y facilitar el tratamiento tributario dentro del marco ya discutido en la Alianza del Pacífico de modo que no existan asimetrías o tratamientos injustos frente a otros países comparables.

Comparte en:

Vea también