Bcp advierte riesgos a la baja de la proyección de crecimiento a raíz de la caída del cobre

15:32 3 Febrero, 2015

La cotización internacional del cobre cerró enero en US$ 2.50 por libra, con lo que acumuló una caída de -11.6% en el primer mes del año, la peor caída mensual desde setiembre de 2011.

La caída del precio del cobre y un debilitamiento de la inversión privada a raíz de los términos de intercambio menos favorables, añade riesgos a la baja en la proyección de crecimiento para 2015, la cual oscilaría entre 4.0% y 4.5%, estimó el Área de Estudios Económicos del BCP.

No obstante, una reversión más rápida de los choques de oferta sufridos por la economía el año pasado, especialmente en los sectores Pesca y Minería, podría ayudar a compensar estos nuevos riesgos. Cabe señalar que en el 2014 los sectores primarios tuvieron su peor desempeño en 22 años.

Como se recuerda, recientemente, el BCRP recortó su proyección de crecimiento de 5.1% a 4.8% en 2015 y de 6.3% a 6.0% en 2016, aunque mantiene la expectativa de que los sectores primarios se recuperen y crezcan 5.0% en 2015 y 8.2% en 2016.

Cobre a la baja

Según el Reporte Semanal de Estudios Económicos del BCP, la caída del precio del cobre en enero 2015 (11.57%) supone un riesgo a la baja para el crecimiento al ser el principal producto de exportación (23% del total). La menor cotización del cobre implicaría menor inversión en exploraciones y ajustes de costos en la industria, que también afectarían a los proveedores del sector (incluyendo a un sector de la manufactura primaria y la metalmecánica).

El gerente de Estudios Económicos del BCP, Carlos Prieto, refirió que pese a la reducción en el precio del cobre (actualmente alrededor de US$ 2.50 por libra) no se generará una menor producción minera local ni una postergación de los principales proyectos cupríferos en construcción (Las Bambas, Ampliación Cerro Verde) debido a que el Perú cuenta con costos de producción inferiores al de otros países.

Asimismo, el Área de Estudios Económicos del BCP estima que la caída del precio del petróleo a alrededor de US$ 50 añadiría al menos 0.3 puntos porcentuales al crecimiento del PBI. Sin embargo, existe que el riesgo que la actual cotización del cobre, de mantenerse por el resto del año en niveles bajos, podría anular los beneficios esperados por la reducción en el precio del petróleo.

En términos de balanza comercial, un precio promedio del barril de petróleo en torno a los US$ 50 podría reducir el déficit comercial de hidrocarburos en algo más de US$ 500 millones en 2015. Entretanto, un precio promedio de cobre en torno a US$ 2.50 por libra resultaría en una caída de las exportaciones de este mineral de alrededor de 10%, a pesar del mayor volumen previsto para este año gracias al aumento de la producción. En suma, en este escenario, el déficit comercial se ampliaría y pasaría de US$ 2,800 millones en 2014 a alrededor de US$ 3,300 millones en 2015.

Comparte en:

Vea también