Mayor avance en inclusión financiera requiere de políticas públicas

14:24 31 Marzo, 2014

El aumento de los niveles de inclusión financiera requiere que los problemas de mercado y políticas públicas, que conducen a la exclusión financiera, sean abordados. El sector público debe trabajar en este objetivo mediante el desarrollo de un marco jurídico y reglamentario apropiado y apoyar en brindar mayor información, así como mediante la educación y la protección de los usuarios de los servicios financieros, sostiene Asbanc, al resumir la segunda edición del Informe de Desarrollo Financiero Global, elaborado por el Banco Mundial (BM).

El gremio empresarial señala que el estudio del BM precisa que muchas de las intervenciones del sector público son más efectivas si el sector privado está involucrado.

El informe examina tres áreas de enfoque: el potencial de las nuevas tecnologías para aumentar la inclusión financiera, el papel de los modelos de negocio y el diseño del producto, y el papel de la educación financiera, la capacidad financiera, así como la formación empresarial.

Señala, que las barreras para una mayor inclusión financiera que se indicaron anteriormente, como por ejemplo la distancia hasta el local de una entidad financiera o la cantidad de trámites requeridos para usar sus servicios, se reducirían mediante mejores políticas que pongan énfasis justamente en estas áreas.

1. Innovación tecnológica. Este aspecto permite reducir el costo y la limitante de tener acceso a los servicios financieros. La última década ha estado marcada por un rápido crecimiento de las nuevas tecnologías, como han sido los pagos móviles, la banca móvil, banca por Internet y las tecnologías de identificación biométrica. Estas innovaciones tecnológicas han permitido una reducción significativa en los costos de transacción, lo que lleva a una mayor inclusión financiera.

2. Diseño de producto. Un mayor uso de los servicios financieros también puede ser fomentado por el diseño de productos innovadores que aborden las deficiencias del mercado, y satisfagan las necesidades del consumidor, y su comportamiento financiero.

3. Alfabetización financiera y de negocios. El Banco Mundial señala que la educación financiera es diferente de la capacidad financiera, y que las investigaciones indican que la educación financiera estándar, dirigida a la población en general no tiene mucho impacto en la inclusión financiera. Se necesita más que charlas y memorización de definiciones para desarrollar la capacidad necesaria para beneficiarse de los servicios financieros.

Situación en el Perú
Asbanc refiere que en el Perú se ha avanzado de manera significativa con relación a algunas de estas barreras para la mayor inclusión financiera, sobretodo de la población de menores recursos. Así, por ejemplo, la fuerte competencia en el sistema financiero ha tenido como consecuencia un aumento en la eficiencia de las instituciones participantes en el sector, lo que se ha visto traducido en una reducción de costos de los servicios financieros.

De otro lado, se ha recortado de manera importante la documentación exigida y los trámites para tener acceso a una cuenta en una entidad financiera, siendo un ejemplo de ello las cuentas básicas, además de la elevada variedad de productos que ofrecen las entidades financieras y que buscan satisfacer las diversas necesidades de las personas.

Con relación a la barrera vinculada a la distancia, una de las principales innovaciones desarrolladas en el Perú destinadas a acercar la oferta financiera a una mayor cantidad de usuarios fue la introducción en el país de los cajeros corresponsales. Así, desde el 2005, año en que la SBS emitió la normativa que permitió su apertura, este nuevo canal de atención ha venido cobrando una importancia cada vez mayor dentro del abanico de posibilidades que tienen los usuarios para realizar transacciones. En este punto es relevante destacar que la plataforma de dinero electrónico que viene implementando la Asociación de Bancos del Perú – ASBANC mitigará las barreras citadas líneas arriba, como costos, documentación y distancia.

Finalmente, con relación a la falta de confianza en los bancos, se debe destacar que estas entidades son conscientes de que la relación con el público cobra una importancia cada vez mayor, por lo que vienen orientando sus esfuerzos en acercarse más a la gente. Un elemento clave para lograr aquello es la mejora en la comunicación con el consumidor, para lo cual se implementó en ASBANC el Sistema de Relaciones con el Consumidor (SRC).

El gremio destaca que la reciente creación de la Comisión Multisectorial de Inclusión Financiera, conformada por el Ministerio de Economía y Finanzas, Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, Superintendencia de Banca, Seguros y AFP, Banco Central de Reserva y Banco de la Nación, que tiene como objetivo proponer el diseño y realizar el seguimiento de la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera, permitirá que un mayor número de peruanos tenga acceso a recursos para satisfacer sus necesidades financieras, tales como ahorrar para la jubilación, la inversión en educación, la capitalización de oportunidades de negocio, y hacer frente a periodos de recesión.

Comparte en:

Vea también