Categoria: Historias

La Clinica Veterinaria Rondon pasó de un pequeño emprendimiento a ser una mediana empresa

24 Agosto, 2014 / 11:59

Los hermanos Rodrigo y Eduardo Rondon cuentan la historia de la clínica veterinaria que inició su padre Eduardo Rondón Navas.

El papá no puede estar mejor acompañado, ya que sus hijos Rodrigo y Eduardo Jr. también decidieron ser veterinarios y trabajan juntos. El primero es internista y decidió seguir los pasos de su padre tras haber estudiado por un año la carrera de derecho, mientras que el segundo es cirujano y desde pequeño tuvo claro que su vida tenía que estar ligada a los animales.

A inicios de la década del setenta Eduardo Rondón comenzó su carrera y trabajaba en varias veterinarias capitalinas que sólo atendían hasta las seis de la tarde, por eso él tuvo la idea de entregarle el número telefónico de su casa a los clientes para que lo llamaran si es que tenían una emergencia con sus mascotas durante el horario nocturno y fue así como se hizo conocido por ser un veterinario a domicilio.

En 1972 se independizó y alquiló un pequeño garaje cerca al Hospital Militar, luego se mudó a Miraflores y en 1992 compró un terreno en la Av. Pedro Venturo, en Surco, donde se construyó la primera clínica veterinaria de Lima.

Comparte en: