Tips para que la campaña escolar del 2016 no le sorprenda

12:37 26 Febrero, 2015

Muchos padres terminan febrero preocupados por las compras de la campaña escolar. Si se toma en cuenta matrículas, uniformes, útiles, libros, refrigerios y propinas, sin contar salud ni movilidad, el gasto es bastante fuerte. Pero no debería sorprenderte: sabemos que cada año llega este momento, así que es posible evitar algunos malestares con previsión, señala el ABC de la Banca del BCP.

“Es cierto que hay gastos importantes que realizar, pero si te organizas con tiempo y tienes un presupuesto puedes evitarle golpes a tu bolsillo”, sostiene Patricia Foster, experta en finanzas personales del banco.

Agrega que “con esa idea, desde hoy ponemos a tu alcance una serie de consejos para que la Campaña Escolar 2016 no te cause ninguna preocupación y puedas disfrutar del progreso educativo de tus hijos”.

1. Planifica con tiempo y haz tu listado inicial. La campaña escolar siempre llega en el mismo periodo, entre enero y marzo. Anticípate y ahorra para cubrirla. Si incluyes un ahorro como gasto fijo durante todos los meses de este año, el 2016 no te tomará desprevenido: tendrás un buen ahorro a tu favor. Si haces una lista para el próximo año desde ahora, podrás adelantarte y mirar oportunidades de ahorro en los siguientes meses en ofertas de útiles a lo largo del año.

2. Arma tu presupuesto. Con los costos de esta campaña escolar que ya termina, calcula cuánto podría costarte la del 2016. Ya tienes una base para saber cuánto ahorrar cada mes en tu presupuesto. Toma en cuenta los aguinaldos para aumentar tu fondo y recurre a los bonos e ingresos extras para completar algún mes en que te faltó un poco de dinero para cubrir tu cuota de ahorro.

3. Aprovecha las ofertas:

 

. No es necesario que esperes a enero para comprar los útiles. Usualmente hay ofertas al cerrar las campañas que podrías aprovechar para reducir los costos que calculaste.

. Aprovecha las ofertas que puedes encontrar vía internet.

. Averigua los libros que serán obligatorios en el grado o los grados que cursarán tus hijos en el 2016 y pregunta precios varias veces durante el año, para enterarte si hay ofertas o descuentos.

. Preguntar a amigos o vecinos si los libros que sus hijos mayores dejaron están en buenas condiciones y te los pueden vender con descuento o prestar.

. Una alternativa inteligente es juntarse con otros padres para comprar packs de útiles básicos, como cuadernos y material de escritorio (lápices, lapiceros, reglas, colores, etc.). No importa el grado que cursen tus hijos: los básicos siempre son necesarios.

. Los niños crecen muy rápido. Es mejor comprar uniformes un poco más grandes para evitar el comprar nuevos uniformes a mitad de año. Pregunta a tus amigos o visita a un pediatra para calcular cuánto podría medir tu hijo el próximo año.

. Además revisa en casa si hay útiles en buen estado que puedas reutilizar.

4. ¡No te escapes del presupuesto! Y recuerda comprar solo con tu presupuesto. Buscar ofertas tiene un riesgo: a veces te dejas seducir y compras cosas que no son necesarias, solo porque a ti o a tu hijo les gustó cómo lucen. Siempre vuelve a tu presupuesto y a tu lista inicial para recordar cuánto y en qué puedes gastar.

5. Conversa con tus hijos y crea un buen hábito financiero. Este tema es fundamental. Los niños son proclives a dejarse llevar por las modas y a veces te reclaman que les compres un producto caro, solo porque todos los demás lo tienen. Habla con él y convéncelo sobre la importancia del ahorro. Además, así tienes otra oportunidad: si tu presupuesto te permite comprarle algo que realmente quiere, puedes convertirlo en incentivo para motivarlo.

Con esta experiencia, la campaña escolar del 2016 no será un problema para tu bolsillo. Ya sabes cómo lograr ahorros y recuerda que siempre puedes ajustar pequeños detalles para hacer más eficiente tu presupuesto, finaliza la experta.

Comparte en:

Vea también