Ministerio de Ambiente capacitó a 400 productores de café para enfrentar plaga La Roya

08:35 23 Agosto, 2014

El año pasado la plaga de la roya del café provocó grandes pérdida para el sector cafetalero, ante esta problemática 400 productores de café ubicados en la cuenca del Alto Mayo del departamento de  San Martín fueron capacitados para enfrentar la plaga en sus cultivos.

Ellos fueron asesorados con la implementación de nuevas tecnologías y capacitados en el tema de abonos y manejo de los cultivos. Todo esto fue mediante el proyecto de Implementación de Medidas de Adaptación frente al Cambio Climático (IMACC), impulsado por el Ministerio del Ambiente.

“La roya siempre ha existido, pero no tuvimos un alto nivel de afectación como fue el año pasado. Hubo productores que han pedido el 100% de sus cultivos, porque no estaban preparados”, señaló Iván Bernales, representante de los productores que fueron beneficiados con dicho proyecto.

También recibieron apoyo para fomentar la apicultura y fueron sensibilizados frente a los efectos del cambio climático en la producción del café y la miel.

Proyecto

La iniciativa del Ministerio del Ambiente también se ejecutó en la cuenca de Quillcayhuanca en Áncash. En esta zona se puso énfasis en los riesgos que representa la laguna de Quillcay, tanto en la seguridad física como en la calidad y cantidad de agua para la población en el futuro, así lo señaló la coordinadora del proyecto IMACC, Josefa Rojas.

“También hemos hechos estudios ambientales en las dos cuencas (Ancash y San Martín). Buscamos que los productores entiendan las interacciones de clima en su cultivo y frente a eso puedan mejorar sus prácticas agrícolas para que después de las lluvias no se vean afectas”, mencionó.

De la misma forma, el proyecto permitió la capacitación a funcionarios públicos sobre la adaptación y la inversión pública frente  al cambio climático.

Dicho proyecto contó una inversión de US$ 1 millón financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) desde mayo del 2012 a la fecha. “En el caso de Ancash se destinó US$ 402, 000; en San Martín US$ 430, 000;  y lo demás se invirtió en la gestión misma”, precisó la coordinadora del proyecto.

(Por Gina Carbajal)

Comparte en:

Vea también