La tecnología solo es la punta del iceberg de la transformación digital

07:02 7 Octubre, 2019

Incorporar nuevas equipos o actualizar el software de su empresa no es suficiente para adaptarse a la transformación digital. Es necesario que los cambios también se apliquen en los procesos y los recursos humanos de su organización. En el marco del 8vo. Seminario de Riesgo Operacional – ROP organizado por Asbanc, Claudia Cánepa, Intendente de Riesgo Operacional de la SBS, habló sobre la importancia de estos elementos en las empresas.

Cánepa señaló que como parte de la transformación digital, las empresas han comenzado a identificar nuevas formas de desarrollar las soluciones que necesitan y han migrado de emplear enfoques tradicionales de gestión de proyectos hacia el uso de las metodologías ágiles.

 

“Las metodologías ágiles son una nueva forma de desarrollar productos, cambios, soluciones y no necesariamente hay tecnología directamente involucrada”, explicó.

La transición digital también tiene como reto el cambio cultural de la organización y ello implica la incorporación de nuevos perfiles. No solo se necesitan técnicos en tecnología, sino también personas con habilidades blandas que estén alineadas con el enfoque de negocio y sean capaces de adaptarse a los cambios.

El nuevo cliente digital

La transformación digital ha obligado a las empresas a repensar la manera en la que han venido entregando sus productos o servicios para satisfacer al nuevo cliente 2.0. La funcionaria detalló que este perfil de cliente es más activo, exigente y más informado. No es muy tolerante a recibir productos que no cubren sus expectativas y le gusta ser atendido de manera rápida.

“Es un cliente que tiene mucho acceso a la información porque es un cliente digital, puede consultar información para poder definir exactamente qué es lo que quiere fácilmente a través del internet, es un cliente con acceso a redes sociales y en dónde además le gusta compartir sus opiniones con respecto a sus experiencias a la hora de comprar o de acceder algún servicio”, indicó.

Las organizaciones han tenido que replantear sus procesos, sus enfoques y su equipo humano para centrar sus esfuerzos en la experiencia del cliente y de esta manera estar a la altura del nuevo desafío digital.

(Por Sol Trujillo)

Comparte en:

Vea también