GENERANDO "MOMENTUM" EN LOS NEGOCIOS

11:16 1 Enero, 2014

Escuchar la palabra “momentum” nos lleva a relacionarla con la idea del “momento” por su parecido fonético, sin embargo, esto no es así. Esta palabra se refiere más bien al movimiento. Se utiliza en la Física para referirse a la cantidad de movimiento o ímpetu que se le pone a un cuerpo. Mientras más “momentum” (movimiento) tenga un cuerpo, más rápido avanzará y más difícil será detenerlo.

Si bien, este término es muy usado en la Física, no cabe duda que también puede aplicarse a cualquier ámbito de la vida, especialmente si usted cuenta con un negocio o empresa a la cual aplicarle “momentum”.

¿Qué quiere decir? Que se debe estar en constante movimiento para alcanzar el éxito, sobretodo en un negocio en el cual crea y forme parte de sus sueños. Esto no llegará de la noche a la mañana pero sí será posible con esfuerzo y constancia, avanzando hacia adelante pese a los tropiezos que se puedan presentar.

Una vez que alcance el “momentum” ya nada lo detendrá y podrá crecer hasta donde usted lo desee o permita.

En el mundo de los negocios y emprendimientos, existen muchos que parten de una gran idea con motivación, pero se estancan en algún momento porque no se ven los resultados esperados de inmediato, no se comprende el concepto del “momentum”, se pierde el interés, y el entusiasmo inicial se desvanece. El resultado de todo ello, es el abandono del negocio porque se considera que el proyecto no fue lo suficientemente productivo.

De acuerdo a estadísticas a nivel mundial, se necesitan entre 3 y 5 años para afianzar un negocio y hacerlo rentable o productivo y eso es solo el inicio. Luego se tiene que seguir trabajando, sobre todo en la innovación constante. Allí entra el concepto del “momentum” que es tan importante.

Todo empresario, chico o grande debería tener este concepto muy arraigado en sí mismo, vivir con él, hacer que todas sus acciones estén encaminadas a lograr alcanzar el “momentum”, más aún si aparecen las dificultades, el desánimo, las dudas, que pueden hacerlo desistir.

Si usted vive con esta idea clara no habrá nada que lo detenga hacia el logro de sus objetivos. Una vez que los alcance, habrá alcanzado el “momentum” ideal para que ya nada lo pare.

La clave está en empeñarse y planificar las acciones necesarias para luego ejecutarlas, sabiendo aprovechar bien el tiempo ya que entre más rápido emprenda sus acciones, más rápido crecerá su negocio. Lo importante es que usted es el dueño, por lo tanto, es el único responsable de lo que pase con su negocio.

Como advertencia queda señalar que el tener un negocio con momentum no es fácil, lo más sencillo es crearlo, pero el reto será mantenerlo, incrementarlo y seguir haciéndolo día a día. Las personas que dejan de actuar diariamente se derrumban y sus negocios también. Momentum no es esperar el momento perfecto para tomar una acción, sino el saber aprovechar el momento presente para actuar hacia el logro de las metas de crecimiento que se proponga.

Es posible que muchas de las ideas aquí expuestas ya estén siendo aplicadas por usted, en cuanto a ser activo, trabajar imparablemente, estar constantemente innovando y creando, etc; si es así, usted está avanzando seguro hacia el logro del momentum si es que aún no lo alcanzó. Es decir, llegará un momento en que su negocio “camine solo”, luego de todo el empeño que usted le puso. Es allí cuando usted habrá alcanzado el deseado momentum y a partir de ese instante, podrá lograr todas las metas que se proponga con el mismo negocio o con uno nuevo.

En resumen, llegar a lograr el momentum en su negocio es llegar a alcanzar el día en que usted vea que aparentemente todo se mueve solo, que sus esfuerzos están logrando frutos, que su presencia para que funcionen las cosas ya no es tan indispensable como al principio, que ahora toca enfocarse en nuevos proyectos dentro o fuera de su negocio.

Ya el trabajo fuerte, está hecho, usted lo logró, ahora solo queda asegurarse que todo camine como desea y hacia donde usted desea. Obviamente, no vale “dormirse sobre sus laureles”, por el contrario, cuenta con la energía y fuerza suficiente para que ese “momentum” que ya tiene su empresa siga llenándolo de satisfacciones.

A continuación, algunos pasos que todo emprendedor debe dar para alcanzar el “momentum” en su negocio.

– Tener las metas claramente definidas.

– Poder medir estas metas en forma progresiva y reformularlas si es preciso.

– Establecer un plan de acción diario y revisar si se cumplió al final del día.

– Tomar conciencia y responsabilidad del tiempo que debe dedicar a su negocio.

– Buscar la innovación constante.

– Rodearse de colaboradores que compartan su misma visión del negocio.

– Crear vínculos de ayuda y colaboración con sus clientes.

 

– Preocuparse por las necesidades de sus clientes y colaboradores

Comparte en:

Vea también