Emprendimiento social Qhispikay busca crear el Turismo Vivencial 2.0

08:10 15 Enero, 2020

Qhispikay-Sustainable Glamping, es un emprendimiento social de turismo sostenible en el que el contacto con la naturaleza y la cultura propia de cada localidad en la que están, es mucho más directo. “Creamos lo que nosotros llamamos ‘turismo vivencial 2.0’ nuestra herramienta de ‘glamping’: glamour con camping, toda una tendencia, a nivel internacional”, dijo María Fe Gamarra, CEO de Qhispikay, al presentar su proyecto en el concurso de emprendimientos sociales realizado por Kunan.

 

María Fe explicó que Qhispikay, en un poco más de un año de operaciones, ya se encuentra en tres comunidades del Cusco: Huilloc, con la familia Usca; Misminay con la familia Maywa; y en Viacha, con la familia Maque. “Nosotros ubicamos los glamping en los jardines o terrenos de las familias anfitrionas y nos encargamos de construir un baño totalmente equipado para dar un mayor confort al turista. Así, hemos logrado recibir y sensibilizar a 400 turistas logrando ingresos por 46 mil dólares, de los cuales, 16 mil corresponden a las familias anfitrionas y vecinos habiendo sensibilidad y afectado positivamente a 29 personas de manera directa y 65 de manera indirecta”.

Nuestro país tiene una cultura muy rica que pocos países conocen y las personas con más identidad que viven en el Perú profundo son las que menos oportunidades tienen, dijo María Fe. Agregó que, por ejemplo, la familia Usca tenía ingresos mensuales por 450 soles y ahora con el turismo vivencial pueden generar ingresos mensuales de más de mil soles. “La situación de pobreza obliga a estas personas a dejar sus tierras y venir a la capital en busca de un mejor futuro. Nosotros estamos cambiando esta realidad para que este mundo, donde las montañas son habitadas por apus, donde los ríos son reflejo de la vía láctea y donde la tierra te habla, no deje de existir”.

“Qhispikay atrae a las personas de las ciudades hacia las comunidades alto andinas convirtiéndose las familias en socias proveedoras y nosotros en socios facilitadores, creando el ambiente perfecto para un turismo responsable y digno en donde ponemos en valor la cultura local para que las familias se sientan orgullosas de sus raíces”.

En Qhispikay, el turista escoge qué tipo de turismo vivencial desea, en cuál de las tres comunidades, a qué sitios quiere ir, que actividades quiere realizar, cuántas noches se quiere quedar. “Y lo mejor de todo es que estarás conociendo una parte del Perú que no todos ven, esa cultura viva tan rica y auténtica de los andes”, finalizó María Fe.

Comparte en:

avatar