EL PERFIL DEL EMPRENDEDOR

13:30 1 Julio, 2013

Los emprendedores son 19 veces superiores a los japoneses en cuanto al emprendimiento por oportunidad y 11 veces superiores en cuanto al emprendimiento por necesidad, sin embargo, no todos los emprendimientos avanzan con éxito y algunos fallecen en los primeros años de existencia. Según la SUNAT, cada año se crean 300 mil nuevas empresas y cierran alrededor de 200 mil al año siguiente. 

Entonces, cabe la pregunta, ¿qué se necesita para ser un emprendedor exitoso?

Ya sabemos que puede haber múltiples razones para emprender un negocio propio, el quedarse sin empleo, la búsqueda de independencia, la autorealización, el crecimiento económico, etc; pero ¿se tiene lo necesario para ser empresario?

Iniciar un negocio propio implica muchas responsabilidades y cambios en la vida personal, familiar, social, etc. Es importante entender las verdaderas razones por las que se quiere emprender algo y si se tienen las habilidades para lograr que ese emprendimiento sea exitoso. Quienes creen que emprender un negocio nuevo servirá para trabajar menos, están equivocados, pues quizás tengan que trabajar mucho más que antes, sin horarios ni descansos. Además, los retos son muchos y pondrán a prueba todas las habilidades que usted tenga, más aún, usted tendrá que estar consciente de que su negocio o empresa puede crecer pero muy despacio, teniendo que pasar años para que se mantenga por sí sola y logre un equilibrio financiero que permita que sea rentable.

Obviamente, cuando esto pase, y el negocio esté consolidado, las satisfacciones serán grandes: su negocio podrá permitirle realizar todos sus sueños personales, además, será un generador de trabajo para otras personas, le dará la independencia para realizar otros proyectos, etc. Las recompensas a sus sacrificios vendrán con el tiempo, pero el camino no será corto ni sencillo y usted deberá informarse adecuadamente antes de empezar, estar consciente del paso que dará y las implicancias del mismo, analizar los recursos con los que cuenta, reconocer sus fortalezas y debilidades para capacitarse en lo que le falte, saber que no debe flaquear a la primera barrera y tener siempre la mente enfocada en el objetivo final. El primer capital con el que contará, será usted mismo, por lo tanto, tiene que estar seguro y decidido a salir adelante.

Ahora bien, no es posible determinar cuál negocio será exitoso y cuál no. Solo si tuviéramos una bola de cristal para ver el futuro, lo cual no es posible. Sin embargo, muchos empresarios coinciden en que se debe contar con ciertas características que pueden ayudarle a lograr el éxito en su emprendimiento. Si usted las tiene, enhorabuena, sino, es momento de comenzar a trabajar y prepararse para adquirirlas.

Características de los emprendedores exitosos:

Contar con suficiente energía física y mental: Esto es necesario para no dejarse abatir ante el primer obstáculo. Si bien la pasión por nuestro emprendimiento será el motor que impulse hacia el logro de los objetivos, la energía que se emplee será como la gasolina que le permitirá continuar en el camino.

Ser estable en sus relaciones personales: La relación que logre establecer con sus clientes, proveedores, empleados, etc, debe reflejar su buena disposición para el trabajo y el servicio. Usted tiene que ser una persona motivadora y velar porque se mantenga la armonía entre todos los integrantes del proyecto, sin dejar que las malas experiencias o pequeños fracasos, alteren el ambiente de trabajo.

Ser un buen comunicador: Capaz de expresarse claramente y a la vez escuchar con atención. Así no rompe la cadena de la retroalimentación y puede aprender cosas muy valiosas, además de lograr empatía con su personal, clientes, socios, etc.

Asumir los desafíos con optimismo: Será natural sentirse estresado o tenso ante situaciones de cambio o riesgo, pero no debe dejarse vencer en momentos de crisis, tiene que ser capaz de organizarse y disfrutar cada desafío que se le presente. Por lo general, los emprendedores siempre están motivados y suelen concretar lo que se proponen.

Tener un pensamiento emprendedor: Que le permita buscar nuevas formas de hacer las cosas, reconociendo las oportunidades cuando las vea. Básicamente se debe ser creativo y original, estos son dos componentes básicos en la mente de todo emprendedor, que le permitirán tomar riesgos, lanzarse a la aventura de avanzar por nuevos caminos y encontrar nuevas ideas, pero sin perder el sentido crítico para evaluarse constantemente y hacer correcciones si son necesarias.

Prepararse con conocimientos técnicos en forma continua: Es necesario conocer todo lo relacionado al emprendimiento a realizar, de preferencia, antes de empezarlo, pero también durante el emprendimiento. La formación no puede parar, un emprendedor exitoso sabe que la capacitación es una inversión y no un gasto y buscará prepararse a través de distintas formas, leyendo sobre su negocio, asistiendo a cursos de capacitación, etc.

Tomar los fracasos deportivamente: Muchos emprendedores han tenido que fracasar varias veces antes de lograr el éxito. Ellos reconocen que los problemas son parte de todo negocio y siempre tratan de preveer las eventualidades. Por tanto, no se desanime, cada fracaso tiene que ser visto como una enseñanza que le está dando las pautas para avanzar hacia el logro de sus metas. Debe ser perseverante, aprender de sus errores y corregirlos en el camino.

Creer en sí mismo y en su proyecto: Para ello, debe ser capaz de superar las barreras que le puedan imponer, en especial su propia familia, amigos o colegas. Si está seguro de lo que quiere, haga oídos sordos a críticas que quieran desanimarlo.

Dedicarse de lleno al negocio: Al ser usted su propio jefe, tendrá que dedicar todo su tiempo, recursos, esfuerzos e ingenio en el logro de sus objetivos. Nadie estará supervisando su trabajo, solo usted mismo.

Comparte en:

Vea también