Liderazgo Consciente

Lujo de segunda mano

24 Mayo, 2022 / 5:24 pm

Comprar y vender productos usados y renovados es un nuevo estilo de vida lucrativo y sostenible. Sin embargo, si busco mercado de usados en el Perú, en internet, tan solo encuentro anuncios de compra y venta de vehículos. Más escasos son los resultados de prendas de alta gama, usadas, cámaras fotográficas usadas y ninguna web para celulares usados. Esto es sorprendente ya que el mercado de segunda mano, en especial para estos artículos, en Europa, está despegando de manera vertiginosa.

A nivel europeo el mercado de reventa de prendas de vestir es muy grande. Se estima que se duplicará en los próximos cinco años y con eso crecerá once veces más que el mercado minorista convencional. El informe del GlobalData y ThredUp señalan que se estima una facturación de 80 mil millones de Euros en el año 2025.

La reventa de ropa y artículos electrónicos genera ganancias para todos los involucrados. El consumidor encuentra productos de alta calidad por hasta un 40% menos, comparado con un producto nuevo, y el medio ambiente también se beneficia. Tanto es que en la moda la sostenibilidad se puede medir en kilos y litros. Un informe de Farfetch señala que comprar una prenda usada ahorra un kilo de desechos, 22 kilos de dióxido de carbono y 3.040 litros de agua.

La segunda mano es la opción de compra que más rápido crece en el mundo y las redes sociales fomentan este desarrollo. Una vez comprada una prenda muy cotizada de segunda mano, la persona lo compartirá en las redes sociales luciendo su trofeo. De hecho en el Perú los emprendimientos de venta de ropa usada se multiplicaron en redes sociales durante la pandemia. Aunque algunos ya existían, el confinamiento los alentó. Una de las claves del éxito es que aunque usados, los productos son de excelente calidad, monitoreada constantemente por los proveedores.

En el mercado de productos electrónicos se está empezando a generar una nueva categoría. Originalmente existen los productos nuevos y los productos usados, pero para celulares, tablets y ordenadores portátiles hay una tercera categoría que viene creciendo en 20% al año: La de los productos renovados, que cuestan tanto como los usados pero funcionan como nuevos, tienen garantía de un año y son sostenibles.

Comprar un celular renovado beneficia más aún al medio ambiente pues alarga el tiempo de uso de sus componentes y ahorra un 70% en emisión de dióxido de carbono. También ayuda a reducir los millones de toneladas, de basura electrónica, generados cada año, y culpables de la emisión de dióxido de carbono.

Cuanto más larga sea la vida útil de los bienes de consumo, mejor será para el medio ambiente. Todo el mundo puede consumir de forma responsable y mejorar su huella ecológica. Además, este modelo de negocios promete ser lucrativo y sostenible sin necesitar de grandes inversiones para despegar.