Banco Ripley busca pasar de ser un banco de tarjetas a un banco de personas

10:23 23 Septiembre, 2014

La nueva gerencia del Banco Ripley ha elaborado un nuevo plan estratégico para los siguientes cinco años (2014-2018), el mismo que fue aprobado recientemente y que plantea un cambio integral con objetivos y metas definidos, distintos a los que venía aplicando en años anteriores.

En términos generales, el nuevo plan está focalizado en el cliente y sus necesidades, y en este año se está realizando un trabajo interno que involucra a las tiendas vinculadas, y cuya meta es romper la inercia de trabajo con la que ha venido operando la Institución. De esta manera, se vienen preparando las bases para un crecimiento sano y para eso han implementado varias medidas que comienzan a dar incipientes resultados, pero que se espera que sean más notorias en el 2015, destaca un informe de la clasificadora Apoyo & Asociados.

El Banco Ripley inició sus actividades el 14 de enero del 2008, antes venía operando como empresa financiera desde el 2,000. Desde un inicio, el modelo de negocio del banco ha estado ligado al desempeño de las tiendas por departamento Ripley. De esta manera, Banco Ripley se dedicaba, básicamente, a otorgar créditos de consumo a personas naturales, a través del negocio de tarjetas de crédito (abiertas y cerradas), las mismas que permitía disponer de efectivo. Las tarjetas abiertas ayudaron a reducir la estacionalidad vinculada a las ventas de la tienda y aprovechar el ciclo económico, lo que el banco  hizo con relativo éxito hasta antes de la crisis financiera internacional del 2009.

Sin embargo, el menor impulso en las ventas de las tiendas vinculadas con las tarjetas de crédito del Banco desde el 2010 y la no adaptación a los nuevos escenarios, llevó a que el Banco empezara a perder participación de mercado y que la tarjeta perdiera interés para sus propios clientes, refiere el informe.

A junio del 2014, el  Banco Ripley participaba con solo el 0.56% de los créditos directos y el 0.50% de los depósitos del sistema bancario. Estos porcentajes eran de 0.60% y 0.53% a diciembre 2013, respectivamente.

El nuevo plan

Después de algunos intentos de cambios y ajustes puntuales, recién en el segundo trimestre del 2014 se aprobó un plan quinquenal, el mismo que contempla un cambio en el enfoque total del Banco. En ese sentido, el Banco ha tomado conciencia de que no puede seguir siendo un banco de tarjeta, sino que necesita encontrar nuevos nichos de negocio donde tenga ventajas y pueda operar de manera más rentable, señala Apoyo & Asociados.

En ese sentido, el Banco cambiaría su enfoque en cinco años con el objetivo de convertirse en un banco de personas, ampliando su espectro a los estratos poco atendidos donde están las oportunidades de negocio.

Este nuevo plan implicará un cambio en la forma de trabajar y enfocado en tres ejes: i) visión en el cliente; ii) dar una oferta de mayor valor; iii) un cambio en el negocio a más allá de la tienda. Para ello se ha armado una matriz con objetivos y prioridades que encaminarán el trabajo en los cinco años, refiere el informe.
El tener la visión puesta en el cliente implicará bancarizar al estrato no atendido. En este sentido, el plan es ambicioso y tomará su tiempo en aplicarse, para ello se está considerado un nuevo concepto de agencia. Así, en el 2015 se realizarían tres pilotos, y según su funcionamiento se replicarían en otras ciudades que ya se tendrían identificadas. El grado de avance en la aplicación del plan lo irá poniendo la misma coyuntura y los resultados que se vayan obteniendo.

Mientras tanto, en el corto plazo, las metas serían: i) lograr un correcto funcionamiento de los procesos, de ahí las fuertes inversiones tecnológicas realizadas; ii) mejorar el nivel de servicio en los canales; iii) elevar la productividad; y, iv) mejorar la oferta de valor.

Nuevas agencias

En cuanto al número de tarjetas emitidas por el Banco, a junio 2014 se tuvo 1.2 millones, dentro de un mercado bancario de 6.7 millones (1.1 millones y 6.6 millones al cierre del 2013, respectivamente).

Para el presente año se espera abrir una o dos agencias más, y un total de seis tiendas para el 2015. En ese sentido, la expansión del Grupo en el país no se ha detenido, y más bien constituye parte importante del crecimiento proyectado por el Grupo, subraya el informe.

Cartera de alto riesgo

El desempeño del Banco en el primer semestre se caracterizó por un primer trimestre flojo en términos de colocaciones, pero que mostró un mayor dinamismo en el segundo trimestre; de esta manera, las colocaciones brutas decrecieron en sólo un 0.9% en el semestre, en un contexto de menor crecimiento económico y que afectó al sistema financiero en su conjunto (ver cuadro).

La cartera de alto riesgo (refinanciada + reestructurada + atrasada) se redujo en términos absolutos, al pasar de S/. 70.3 millones a S/. 68.6 millones en el primer semestre, debido a, entre otras cosas, los menores créditos refinanciados en el periodo. La Clasificadora Apoyo & Asociados destaca la baja participación de la cartera refinanciada (23.0% de la cartera de alto riesgo) frente a sus pares. De esta manera, la cartera de alto riesgo respecto a las colaciones brutas disminuyó ligeramente a 6.8% a junio 2014 (7.0% a diciembre 2013).

Por su parte, la cartera pesada (deficiente + dudosa + pérdida), que es un indicador más potente para medir el riesgo potencial, aumentó de 10.3% a 11.5% en el semestre por el efecto de la alineación de la calificación a lo que el cliente mantiene en el sistema;  y está ligeramente por debajo del 11.8% de junio 2013.

 

Banco ripley 1 Banco ripley 2 Banco ripley 3

Comparte en:

Vea también