Turismo rural ya está generando 210 mil empleos en el Perú

16:27 16 Septiembre, 2014

Con el propósito de replicar la experiencia del programa de Turismo Rural Comunitario (RUTAS), CAF –banco de desarrollo de  América Latina- y la Fundación CODESPA presentaron dos publicaciones que recopilan y sistematizan la metodología desarrollada en las comunidades indígenas de Bolivia, Ecuador y Perú.

Durante el acto de presentación la ministra de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Magali Silva Velarde-Álvarez; la directora de Sostenibilidad Social de CAF, Silvia Oteyza; la directora representante de CAF en Perú, Eleonora Silva; y el director de proyectos CODESPA -España, Marcello Gandolfi, coincidieron en que el turismo rural comunitario es un catalizador de inclusión y desarrollo sostenible para los países de la región.

“El turismo en el Perú tiene un potencial enorme, pues es una actividad que genera anualmente entre el 3.8% y 4% del Producto Bruto Interno (PBI). Además, emplea a un millón 100,000 personas (210 mil empleos) y el 20% de este empleo ya se está generando en las comunidades de turismo rural”, manifestó la ministra Magali Silva.

Al tiempo de recordar que el Mincetur trabaja con más de 30 comunidades rurales para generar alianzas estratégicas a fin de repotenciar el turismo en esas zonas, manifestó su disponibilidad en suscribir próximamente un convenio interinstitucional con CAF y CODESPA a fin de ampliar el proyecto de TRC en otras zonas del Perú.

Por su parte, la directora de Sostenibilidad Social de CAF, Silvia Oteyza, refirió que RUTAS es una iniciativa que consolida una oferta turística de calidad con una clara orientación a la sostenibilidad de emprendimientos turísticos comunitarios para mejorar la vida de la población rural en Bolivia, Ecuador y Perú.

“CAF, como banco de desarrollo que promueve el desarrollo sostenible y la integración regional, emprende este tipo de iniciativas socio-productivas y busca generar alianzas en la región con instituciones gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil y la comunidad, a fin de hacer replicables estas exitosas experiencias en otros países de América Latina”, subrayó.

Diversidad cultural

A su turno, la directora de CAF en Perú, Eleonora Silva Pardo, destacó que América Latina es reconocida por su diversidad cultural, variada belleza natural y un pasado histórico valioso, por ello, el turismo rural comunitario se ha convertido en el canal idóneo para potenciar la mejora en la calidad de vida de comunidades rurales en situación de pobreza.

“En Perú, Bolivia y Ecuador el turismo rural representa una gran oportunidad de desarrollo para las comunidades, dado que la presencia de elementos sociales, naturales y culturales distintivos permite la creación y gestión de productos turísticos innovadores que pueden complementar la oferta existente y determinar una mayor inclusión en los beneficios de la actividad turística”, agregó Silva Pardo.

En tanto, el director de proyectos de CODESPA-España, Marcello Gandolfi, precisó que a través del Programa RUTAS se ofrece paquetes turísticos gestionados por los propios miembros de las comunidades rurales en situación de pobreza, quienes han puesto en marcha servicios turísticos como fuente de ingreso extra a sus actividades tradicionales: agricultura, ganadería y comercio.

Detalló que con este programa de inclusión de capacidades productivas se han beneficiado 1.050 comuneros de la etnia aymara en Bolivia, 1.005 de la etnia afro-ecuatoriana, quechua y mestiza en Ecuador y 1.325 de la etnia quechua del Valle Sagrado de los Incas en Perú. Además, el 55% de los beneficiarios del programa son mujeres.

“RUTAS  busca incluir a las poblaciones indígenas en la actividad turística con miras a generar beneficios económicos y mejores condiciones de vida, a partir del aprovechamiento responsable y sostenible de los recursos naturales y culturales de sus comunidades”, expresó Gandolfi.

A esta iniciativa también se ha sumado la participación de los Ministerios de Turismo de los tres países, gobiernos regionales y locales; el aporte de actores de la sociedad civil; agentes de viajes, tour operadores y otras empresas privadas.

Experiencia local

En lo que respecta al Perú, un total de 660 familias de ocho comunidades campesinas de los distritos de Pisac, Lamay, Coya, Urubamba y Ollantaytambo en la zona del “Valle Sagrado de los Incas” de la región Cusco se benefician con el Programa de Turismo Rural Comunitario.

“RUTAS”  logró el incremento de ingresos, en beneficio directo,  de 160 familias indígenas y de manera indirecta de otras 500 familias de las comunidades de Amaru, Huayllafara, Janan Chuquibamba, Chumpe, Patabamba, Chibubamba, Cachiccata y Socma, agrupadas en la Asociación “La Tierra de los Yachaqs”.

Cabe destacar que el equipo de ventas de la Asociación “La Tierra de los Yachaqs” ha desarrollado una estrategia de contacto directo con 137 agencias de viajes/tour operadores, de las cuales 23 ya envían establemente clientes a las comunidades, y 114 están en fase de cierre de acuerdos.

Comparte en:

Vea también