Recaudación tributaria cayó 7% en mayo, ya van seis meses consecutivos con cifras en rojo

12:05 14 Junio, 2015

Los ingresos tributarios llegaron a S/. 7,087 millones en mayo de 2015, significando una caída real de 7%, comparado con la recaudación del mismo mes del año anterior (S/. 7,375 millones), informó el BCR.

Con esta caída, la recaudación tributaria viene diminuyendo en forma consecutiva desde diciembre de 2014. Las caídas son: diciembre 2014 (-6.8%), enero (-5.7%), febrero (-2.4%), marzo (-10.9%) y abril (-13.6%), según datos de la Sunat.

La caída de abril (-13.6%), fue la mayor disminución desde setiembre de 2009. En dicho mes, la recaudación del Impuesto a la Renta cayó en -13.1%, la del IGV en -9.3% y la del ISC en -5.4%.

A la caída de la recaudación, se suma una serie de cuestionamientos que viene recibiendo la administración tributaria por parte de las mypes y los emprenderores. Así, el presidente de la Asociación de Emprendedores (ASEP), Emilio Rodríguez Larraín, consideró necesario que el Gobierno cambie su modo de tratar tributariamente a las pequeñas empresas si es que tiene como uno de sus objetivos principales la formalización del país (ver nota aparte).

Acumulado

En el acumulado de enero a mayo de 2015, la recaudación tributaría disminuyó en -8.1%, cifra casi similar a la obtenida de enero a abril (-8.6%).

Con estas caídas, cada vez se aleja más la meta establecida por el Gobierno de lograr una presión tributaria del 18% del PBI para el 2016. A fines del 2014, la presión tributaria llegó al 17%, y el BCR  proyecta que a fines del 2015 y 2016 la cifra llegará a solo el 15.4% del PBI.

En cuanto a las proyecciones de la recaudación, el último Reporte de Inflación del BCR, estima que al cierre del año 2015 los ingresos corrientes del gobierno general disminuirían en 5.3%. Esta proyección incorpora una ligera mejora en los resultados que se obtendrían en el segundo semestre del año, pero que no alcanzarían a revertir los resultados negativos que se acumularían al primer semestre. En general, los tres más importantes impuestos de nuestra estructura tributaria, el IGV, el impuesto a la renta y el ISC, terminarían, en términos del producto, con menores niveles a los registrados en el año 2014, señala el BCR.

Adicionalmente, también influiría en la variación negativa que se registraría en el año 2015, los ingresos excepcionales percibidos durante el año 2014 (0.6% del PBI) que correspondieron a pagos de impuesto a la renta de contribuyentes no domiciliados y que no se darían este año.

Para los años 2016 y 2017 los ingresos registrarían una recuperación y crecimiento de 5.5% y 5.7%, respectivamente, consistente con el crecimiento de la actividad económica para esos años, agrega el BCR.

Comparte en:

Vea también