POLOS DE EXPORTACIÓN Y CON SABOR PERUANO

20:54 3 Septiembre, 2012

Todo hace ver que Adolfo Paredes, lo tuvo claro desde el principio: él siempre pensó en que tendría algo propio, pero debía prepararse para ello. Hoy, luego de 6 años, y junto con su esposa, Andrea Bravo, tienen una empresa que apunta a ser muy exitosa: Polos Bravho, que se distingue de la competencia por la calidad en los acabados y el algodón que utilizan, así como los diseños que ofrecen, con el toque del sabor peruano. “Hace 6 años conocí a Andrea, la que ahora es mi esposa y madre de mis 2 hijos. Estudiamos juntos en la universidad  y decidimos iniciar un negocio en busca de nuestra libertad financiera”, nos cuenta Adolfo, que en la empresa ocupa el cargo de gerente de ventas, mientras que su esposa se hace cargo de la gerencia general. Ambos, como un buen equipo, trabajan de la mano para sacar adelante su empresa familiar y posicionarse como los mejores, tanto en el mercado nacional como internacional. “El mejor aliado en los negocios es tu pareja, la idea es tener claro a dónde queremos llegar. Nuestros hijos también son la mayor motivación para cada cosa que hacemos”, nos señala.

Pero ¿cómo fue que empezaron y por qué en este rubro? Adolfo nos explica que si bien nunca hicieron un estudio de mercado para escoger qué vender, sí tuvieron la intuición de que los polos son artículos de rotación rápida, y que si los fabricaban con el mejor algodón: pima, buenos acabados y diseños novedosos y auténticos, podrían venderlos y exportarlos. Sin embargo, el principal problema era conseguir el financiamiento, ya que siendo tan jóvenes (ahora Adolfo tiene 26 y Andrea 24),  los bancos no que- rían prestarles y Adolfo tuvo que hacer trabajos extras para ahorrar. También ayudó el apoyo de la familia, con lo cual, pudieron juntar una modesta cantidad para empezar.

Gracias al empuje y las ganas de hacer empresa en el país, hace un año que ya exportan sus polos, por ahora solo de hombres, a Bolivia y Japón, y en el corto plazo planean exportar a Alemania, EE.UU. y Brasil, a través de distribuidores. Por ejemplo, están en conversaciones para entrar al mercado brasileño, a fines del 2012, específica- mente a Minas Gerais, dentro de un centro comercial en el que exhibirán y venderán su producción.

También planean, en el mediano plazo (para el 2015 aproximadamente) llegar al resto del mercado nacional a través de locales propios, franquicias o tiendas, ya que actualmente venden en Tarapoto, Cusco y Chiclayo, con gran aceptación, lograda gracias a la calidad del algodón que utilizan.

“Hasta ahora hemos producido 2,500 polos y nuestra proyección es llegar a 4 mil hasta fines de este año”, nos refiere Adolfo.

Asimismo, tienen pensado incursionar en la confección de polos para damas y niños a partir del 2013 a 2014. Eso sí, tienen claro que de- ben consolidar primero la marca de sus polos, antes de incursionar en otro tipo de prendas.

Para Adolfo, hacer empresa en el país, es difícil, pero como cual- quier cosa que uno emprende en la vida. “Todo inicio cuesta. Toda empresa, al principio es una lucha constante y trabajo arduo, sin embargo, las motivaciones que tengas son las que te hacen seguir adelante, en nuestro caso, fueron y son nuestros hijos”, comenta.

Para Adolfo, la economía pe- ruana y todo lo relacionado con nuestro país, atraviesa por un buen momento. Él cree que este es el tiempo que hay que aprovechar para emprender negocios con miras al exterior, vendiendo productos relacionados al Perú pero que tengan un valor diferencial. “Nosotros decidimos vender polos de algodón pima, pero nuestro valor diferencial fueron los diseños peruanos que usamos y que identifican a nuestra marca. Además, es una forma de promocionar a nuestro país”, asegura.

También señala que el mercado de producción de polos, con motivos peruanos,  en el Perú, todavía es pequeño, existiendo apenas 4 empresas que mueven más de 4 millones de dólares al año. “El peruano de ahora, ya no busca polos baratos, sino polos más finos, de mejor calidad y el gasto promedio en este tipo de prendas se ha triplicado en los últimos 2 años, gracias en parte, a las campañas de la Marca Perú, que ayudan a valorar nuestra cultura”, nos dice.

Finalmente recomienda a quien tenga un sueño, que lo busque hasta alcanzarlo, “los sueños y proyectos se pueden cumplir, pero con mucho trabajo y perseverancia, siempre teniendo claro hacia dónde quieres llegar”.

Para Adolfo, no hay fórmulas mágicas que te ayuden a alcanzar el tan deseado éxito. Depende de uno mismo, de las ganas que le pongas y de las metas que ten- gas. “No existe un secreto para el éxito, en realidad cada uno tiene que ver y crear sus estrategias y poner al máximo su creatividad. El trabajo en equipo y mejor aún en pareja, es para nosotros la clave de todo”, puntualiza este próspero empresario, joven y lleno de optimismo, con ganas de hacer empresa en nuestro país, que es lo que se quiere. Seguro que es- cucharemos más de Adolfo y Andrea y sus Polos Bravho.

 

Comparte en:

1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
nicolas huauya
nicolas huauya
3 Marzo, 2016 11:38

felicitaciones por lograr un camino en el mundo empresarial y textil, como miles de emprendedores
en nuestro querido PERU , que día a día construimos una nueva patria,con mucho corazón
con mucho esfuerzo y tenacidad, pero también
para acortar caminos de crecimiento debemos capacitarnos, innovar nos constantemente para llegar lejos.

Vea también