Perú necesita tener 17,500 investigadores con grado de doctor para el año 2021

18:04 29 Mayo, 2014

La formación de capital humano calificado es un elemento central tanto para el desarrollo de la capacidad en investigación científica y tecnológica de un país, así como en la generación de un vínculo dinámico entre ciencia, competitividad y desarrollo. Para ello, se requiere la formación de competencias desde la educación básica hasta la educación post universitaria.

Así se subraya en la “Estrategia Nacional para el Desarrollo de la Ciencia, Tecnología e Innovación: Crear para Crecer”, presentada por el Concytec con el objetivo de dinamizar el sistema nacional de innovación y contribuir al desarrollo productivo.

El documento sostiene que un país que busque mantener un nivel de PBI per cápita similar al determinado como meta para Perú del bicentenario (US$ 10,000), debería mantener en promedio una cuantía de 1,600 investigadores por millón de habitantes.

En este sentido, se ha estimado que para el 2021 el Perú requiere aproximadamente 17,500 investigadores con grado de doctorado en áreas de ciencias básicas e ingenierías, lo cual (tomando en cuenta la cifra actual de investigadores registrados en CONCYTEC) significa una brecha de alrededor de 15,700 investigadores con dicho grado y la necesidad de acumular alrededor de 22,000 graduados adicionales con grado de doctor al año 2021.

De acuerdo a las estimaciones realizadas, la estructura productiva del país requerirá de alrededor de 7 mil doctores graduados en la especialidad de Ingeniería y Tecnología, 4 mil graduados en la especialidad de ciencias naturales, 3,300 graduados en la especialidad de ciencias médicas y salud y aproximadamente 2,500 graduados en la especialidad de ciencias agrícolas.

Estas brechas de capital humano se ven reflejadas en el ranking global de competitividad 2012 – 2013, donde podemos apreciar que el Perú se ubica en el puesto 120 sobre 143 respecto de la disponibilidad de científicos e ingenieros. Asimismo, en el subíndice de vinculación en actividades de I+D entre la universidad y la industria, el Perú aparece en el puesto 110 sobre 143.

Ambos datos reflejan la debilidad del país para afrontar las necesidades de innovación. La interacción entre escaso número de investigadores y la reducida vinculación entre la academia y la industria, brinda un panorama preocupante que requiere la intervención del Estado, con la finalidad de corregir las fallas de mercado y de coordinación existentes.

Importancia de tener graduados

Diversos trabajos encuentran que contar con graduados de programas doctorales de alta calificación permite generar múltiples beneficios, entre los que se encuentra la generación de nuevos conocimientos, métodos de trabajo, personal, redes y la capacidad para resolver problemas complejos.

De igual manera, existe evidencia sobre los beneficios directos de graduados de programas doctorales al ciclo de generación de conocimiento, gracias a que esta mano de obra (particularmente concentrada en la actividad científica e ingenierías) permite importantes impulsos en innovación y consecuentemente en el crecimiento económico, generando a su vez un efecto positivo sobre las tasas de crecimiento de la productividad mediante el aumento de la velocidad a la que se adoptan las tecnologías de vanguardia.

En este sentido, dado el reducido número de investigadores, así como el nivel de especialización de los doctores que trabajan en los diferentes sectores, resulta difícil definir con exactitud la demanda potencial de personal altamente calificado a nivel sectorial. Sin embargo, el hecho de asegurar un importante número de doctores de calidad en diversos ámbitos ayudará a Perú a atraer la inversión extranjera directa e impulsar el desarrollo y la innovación de las empresas locales, destaca el documento de Concytec.

Investigadores

Comparte en:

Vea también