LOS BUENOS CONTACTOS PARA EL ÉXITO EN LOS NEGOCIOS

10:57 1 Diciembre, 2013

El mundo globalizado en el que vivimos, obliga a los empresarios a ser cada vez más agresivos en el plano de los negocios y a mantener buenas relaciones comerciales con distintos grupos humanos, llámense amigos del entorno, dueños de empresas, ejecutivos, etc. Las relaciones públicas son muy importantes para afianzar los negocios e iniciar nuevos emprendimientos a través de sociedades o apoyos mutuos.

Tener éxito en un negocio, no solo dependerá del producto o servicio que usted ofrezca, del buen trato que dé a sus clientes, o de los buenos precios que maneje, dependerá en gran parte de los contactos profesionales que tenga y que haya mantenido a lo largo de los años. Estas relaciones no solo se dan a nivel externo sino también dentro de cada empresa, en la que el dueño debe buscar la integración y compromiso de sus trabajadores, siendo implícito que todos ellos deben contar con las habilidades suficientes para saber hacer contactos tanto internos como externos.

Crear una red de contactos en el mundo de los negocios, le será de mucha utilidad. Para ello, no solo basta que usted asista a ferias y congresos en los que se intercambian tarjetas que luego ni recuerda bien a quién pertenecen. Seguramente ya le ha pasado que se topa con alguien que mientras le está hablando tiene los ojos mirando a otros lados, buscando un siguiente contacto.

Estas personas, tienen mayor interés en llenarse de tarjetas que en realizar una buena relación comercial aunque sea con unos cuantos contactos. La idea, en estos eventos, es concentrarse en dos a cinco nuevos contactos, pero que sean de calidad, es decir, que usted sepa que en algún momento llegarán a tener un vínculo comercial.

En el caso de los emprendedores, forjar nuevos contactos tiene grandes ventajas, sobre todo si se está entrando en un negocio en el que no se tiene mucha experiencia. En ese caso, un buen contacto le puede dar mucha enseñanza y gratis. Además, por lo general, un buen contacto le lleva a otros, por lo que todo se resume a procurar conversar con toda la gente con la que se encuentre, con apertura y empatía, haciendo seguimiento a aquellos con los que le gustaría trabajar y compartiendo sus propias ideas con su personal y todo aquel que desee escucharlo.

Algo importante a tener en cuenta es que en el mundo de los negocios se aprecia mucho la cortesía, la formalidad de las relaciones, la confianza mutua y el respeto, son cualidades con las que se debe contar para lograr mantener buenas relaciones que se puedan convertir en negocios significati vos a mediano o largo plazo y que también le permitan amistades perdurables.

Siempre se tendrá una primera buena o mala impresión dependiendo de algunos detalles como el apretón de manos, las expresiones y gestos, el contacto visual, el interés por la otra persona, o su atención en general. Trate de escuchar más y hablar solo lo necesario y si no entiende lo que le dicen, pregunte o pida que se lo repitan ya que hay muchas personas que no hablan con claridad.

Siempre espere e invite a que le hablen o cuenten lo que los demás hacen para después hablar acerca de usted y su negocio.

El valor que tienen las redes de negocios es reconocido por muchos empresarios, sin embargo no todos son capaces de impulsarlas de la manera adecuada. Se gasta más en publicidad o estrategias de ventas y marketing pero se necesita tener la posibilidad de comunicarse con otros empresarios que se reúnen en los eventos, ya que cada uno de ellos puede ofrecer una oportunidad y en cada evento se pueden lograr contactos interesantes y nuevas posibilidades de negocios. Además, puede ser motivador y vital para lograr y mantener el entusiasmo empresarial y también obtener algunas ideas frescas sobre comercialización.

Conversar con otros empresarios, le ayudará a recoger sugerencias. Asimismo, le permitirá encontrarse con personas que puedan estar interesadas en su negocio con la posibilidad de fomentar alianzas que puedan llegar a convertirse en grandes negocios.

Por lo general, los pequeños empresarios se encuentran solos y más que pensar en competir deberían pensar en cooperar y mantener contacto con la competencia. Obviamente no todos los competidores tendrán apertura para interactuar e intercambiar ideas, sin embargo será bueno intentarlo.

PUBLICADO ORIGINALMENTE EN LA REVISTA Gan@Más #12 (DICIEMBRE 2013)

Comparte en:

Vea también