“La rentabilidad de las AFP es 4 veces mayor que la rentabilidad de los fondos de los afiliados”

10:18 21 Octubre, 2014

El sistema previsional está en debate en varios países y no solo en el Perú. Esto ocurre porque la población de mayor edad es cada vez un porcentaje más alto de la población total y hay preocupación por las pensiones que tendrán cuando se jubilen.

En ese sentido, los profesores y economistas de la Universidad del Pacífico, Juan Mendoza y Bruno Seminario han realizado un estudio sobre el diagnóstico y las reformas que requiere el sistema previsional peruano. Ambos hicieron hoy un adelanto del estudio en RPP, el mismo que será presentado este jueves en dicha universidad.

Mendoza dijo que resumiendo el diagnóstico del sistema previsional de nuestro país no es bueno. “Lamento decir que nuestro sistema previsional es un fracaso considerando varios indicadores”.

Señaló que el grueso de los peruanos no tiene pensión, tres de cuatro personas no tienen pensión. La pensión promedio como fracción del ingreso es bastante baja, es un poco menos del 40% en las AFP y de 30% en la ONP. “Las comisiones son altas y eso hace que la rentabilidad de las administradoras privadas, en promedio desde el año 2000, sea 4 veces más que la rentabilidad de los fondos que administran”, subrayó Mendoza.

“Nosotros no somos enemigos de la rentabilidad, pero en un sistema normal lo que debe ocurrir con una rentabilidad alta es que debe haber más oferta (más AFP) y eso lamentablemente no ocurre en nuestro país”.

Refiriéndose al sistema público, dijo que hay muchos aportantes a la ONP que nunca  llegarán a cumplir los 20 años de aporte y por tanto se quedarán sin recibir una pensión.

Errores de diseño

Mendoza dijo que hay dos errores de diseño estructurales del sistema previsional de nuestro país El primero es la pretensión de querer financiar  las pensiones con aportes o impuestos, a la planilla, en el sector moderno o formal, en un país en el que más de dos tercios del empleo está en el sector tradicional o informal. “Es decir, estamos buscando una presa que no vamos a poder atrapar porque hay muchísima población que no está en este sector moderno”.

Además de eso hay muchas personas que están en planilla este año y tal vez el siguiente ya no lo van a estar y es por eso que hay personas que muchos años no cotizan a su fondo. Es así que los cotizantes del sistema privado son menos de la mitad de los afiliados. Esto no solo pasa en nuestro país sino también  en otros, es un error de diseño del sistema.

Otro problema que hay, dentro del sistema moderno, es que el tener impuestos tan altos sobre la planilla agrava la situación del mercado laboral. Es decir, hace mayor la diferencia de lo que una persona puede recibir formalmente e informalmente.

El segundo error de diseño, refiere Mendoza, es el punto de partida de pensar que el ahorro forzoso es necesario para que haya ahorro y que las personas no ahorran para su vejez. Esto es simplemente un supuesto. Está comprobado que el país donde hay más ahorro en el mundo es China y ahí no hay ahorro forzoso y lo vemos en nuestro país también. “Básicamente lo que pasa con el ahorro forzoso es que las personas están en un sistema en que su ahorro es dirigido al sistema financiero y no hacia las AFP. Hay muchas familias de menores ingresos que ahorran para una vivienda o en educación, es decir se está poniendo una cuña bien grande, especialmente a los que tienen bajos ingresos, para que avancen”.

En este sentido, Mendoza subrayó que es necesario hacer una reforma del sistema y tiene que ser una reforma que ataque estos dos errores estructurales, y para esto hay muchas alternativas.

Poca cobertura

Por su Parte, Bruno Seminario señaló que el régimen de las AFP no existe en los países industrializados, y las AFP solo existen en América Latina. En los países avanzados el sistema de pensiones no se basa en las AFP. En Estados Unidos cuando se propuso una reforma de este tipo hubo una gran oposición.

Dijo que en nuestro país la cobertura previsional solo alcanza al 25% del mercado laboral y ese porcentaje va a subir en el futuro muy poco. “Hemos hecho una proyección y siendo generosos en el año 2050 solo se llegaría al 45% de cobertura. Lo que quiere decir que el sistema no tiene potencial para ofrecer una cobertura previsional a todos”.

El otro indicador importante, dijo,  es la tasa de reemplazo de las pensiones, es decir, el ratio de las pensiones y el ingreso per cápita, y los afiliados tienen un ingreso per cápita mayor al del resto de la población, casi 1.5 veces mayor.

Agregó que el sistema de las AFP estará ofreciendo en el largo plazo, hacia el año 2050, pensiones que son equivalentes al 60% del ingreso de los afiliados. Esta es una tasa de reemplazo razonable y similar a la de otros países.

Para Seminario, el problema es que es imposible extender la cobertura previsional porque la estructura de la ocupación en el Perú está dominada por el sector tradicional, y “estamos utilizando la palabra tradicional y no informal porque es la palabra correcta, esto no es un problema legal porque hay mucha gente que piensa que suspendiendo la obligatoriedad de los aportes se solucionará el problema. Este es un problema que se remonta desde inicios de nuestra República. El problema de la ocupación se tiene que solucionar con el crecimiento económico”.

Comparte en:

Vea también