¿ES USTED UN GANADOR O UN PERDEDOR?

13:33 1 Mayo, 2013

Es probable que en el camino usted se caiga y no una, sino muchas veces, pero si es un ganador, sabrá levantarse y tomar esa caída como un aprendizaje. Continuará avanzando, no importa cuántas veces más tenga que caer, siempre tendrá el coraje de levantarse y seguir adelante. Pero si no lo hace y por el contrario se arrepiente de haber avanzado por ese camino, añora lo que pudo haber sido, no sabe sacar conclusiones de las decisiones tomadas, no sabe aprender y no tiene capacidad para perseverar, entonces mírese en un espejo: está ante un perdedor. 

Nadie nace como un ganador, ni siquiera el formar parte de un entorno privilegiado, le asegurará el éxito que usted desea. Lo que determinará si se convierte en ganador o perdedor será cómo usted elija vivir su vida, es decir, sus acciones y su actitud, serán los que determinen su camino y dependiendo de las metas que se trace y si las alcanza o no, podrá sentirse ganador o perdedor.

El ganador, se auto convencerá que lo es, independientemente de su situación, proyectando una imagen de autoconfianza y seguridad que lo ayudarán a alcanzar sus metas. Además, trabajará duro hasta lograr lo que busca, sin dejar de lado sus valores y principios morales, básicos para poder sentirse bien cuando llegue a cumplir sus sueños trazados.

¿QUE SIGNIFICA SER EXITOSO?

¿Quién define lo que es ser un ganador? ¿Quién dice qué es ser exitoso?

Hace poco empezó a circular una campaña de una marca de cerveza muy conocida en la que se asociaba al “exitoso de verdad” con aquel que “no trabaja durante sus vacaciones”, o “sabe que su vida personal también es importante” o “sale a divertirse”, lo cual hace referencia a cómo piensa la mayoría de gente en relación al éxito, es decir, se asocia a la persona exitosa con aquella que tiene que trabajar todo e l tiempo esté o no en su oficina, o la que debe postergar su vida personal por el trabajo y el logro de sus objetivos profesionales.

Solemos asociar el éxito con el dinero y el reconocimiento, es exitosa la persona que logra más dinero, poder, riquezas, negocios, renombre…. pero quizás un padre de familia, asalariado, se sentirá exitoso y ganador cuando vea a sus cuatro hijos convertirse en profesionales y lograr sus propias metas personales, o una pequeña empresaria, podrá sentirse ganadora cuando al fin logre construir su casa propia con el fruto de su esfuerzo y trabajo en la tiendita de abarrotes que administra. Para ellos, desde su perspectiva, las metas son diferentes a los estereotipos y clichés que nos vende el mundo moderno. Pero no por ser diferentes son más simples o más fáciles. A ellos también les costará esfuerzos, dedicación, sacrificios, y también se sentirán realizados y exitosos cuando alcancen sus objetivos.

Cada persona tiene un concepto propio de lo que es ser un ganador o llegar a alcanzar el éxito en la vida. Lo importante es tener claras cuáles son nuestras metas, qué es lo que deseamos para sentirnos ganadores, cuáles son nuestras prioridades en la vida, sin fijarnos en lo que se nos dice que debe ser un ganador. Eso sí, usted, querrá ganar a cualquier costo? Muchos ganadores tienen que llegar lejos para ganar y dejan de lado la ética por conseguir sus metas. Sin embargo, ante esto, la victoria debería ser algo secundario cuando el precio es muy alto y su conciencia no le permitirá dormir por las noches. Lamentablemente, para algunas personas, lo único importante es el triunfo…a cualquier precio. Nadie le dirá lo que es bueno o malo, solo usted lo sabe y será la única persona que se diga a sí misma si lo logrado valió la pena.

Es posible que a usted no le interese ese tipo de ganador, para el que “el fin justifica los medios”, usted quiere librar su propio juego, con sus propias metas, retos y luchas y seguramente, con convicciones claras y principios altos. Si persevera y trabaja fuerte, logrará el éxito que busca, logrará ser un ganador y sentirse como tal, no importa lo que los demás digan o piensen, solo importa lo que usted buscó y alcanzó al final de su partido. Como dice el dicho “lo único que no se consigue es lo que no se intenta”.

Comparte en:

Vea también