Empresas peruanas emiten más bonos aprovechando que tasas de interés están bajas

11:03 13 Octubre, 2014

La emisión de bonos en el mercado local se ha dinamizado durante el último mes. La razón sería que las empresas peruanas están emitiendo más bonos y otros instrumentos de renta fija para adelantarse a la subida de tasas de los Estados Unidos y acomodándose al tapering (retiro de estímulos fiscales que hará EE.UU.), aprovechando las tasas de interés aún bajas, informó Asbanc.

Según información de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), en septiembre se registraron colocaciones de bonos corporativos, instrumentos de corto plazo y certificados de depósitos negociables por un monto total de S/. 483 millones, cifra superior en 17% con respecto a similar mes del año pasado.

Debe señalarse además que, dado el entorno económico actual, en nuestro país, existe una demanda potencial de muchas empresas por financiarse a través de bonos.

Asimismo, según proyectan algunos analistas, existen empresas vinculadas a la demanda interna que podrían seguir financiándose con la emisión de deuda en los próximos meses, principalmente debido a que se iniciaría un ciclo importante de inversión en infraestructura a partir del segundo semestre del 2015, refiere el informe de Asbanc.

Sin embargo, dice que aún estaría por verse el efecto generado una vez que se produzca la esperada alza de tasas de interés a nivel global. A partir de las nuevas condiciones del mercado que se presenten, las empresas deberán decidir su mejor opción de financiamiento.

Asbanc subraya que en los últimos 15 años se ha observado un dinamismo en el mercado de valores peruano, que ha ido de la mano de los requerimientos financieros de las empresas en el país. En esta década y media, recordemos, la economía de Perú ha experimentado una evolución interesante, con tasas de crecimiento sobresalientes a nivel regional y mundial.

Así, entre diciembre de 1999 y agosto de 2014, el saldo de bonos del sector privado peruano pasó de S/. 6,582 millones a S/. 17,972 millones, lo que significó un incremento de 172%.

Importancia del financiamiento con bonos

La actividad empresarial requiere financiarse a través de distintas fuentes con la finalidad de poder desarrollar sus operaciones, tanto en el día a día como en lo referente a sus inversiones de mediano y largo plazo. Contar con recursos financieros le permite a las empresas no sólo operar con normalidad, sino también expandirse, especialmente en un entorno crecientemente competitivo.

En ese sentido, una fuente importante de financiamiento para el empresariado, además del Sistema Financiero, es el mercado de capitales y una de las modalidades que ha cobrado un dinamismo destacado, en los últimos años, es la emisión de bonos, destaca el informe de Asbanc.

En qué consiste

Los bonos son instrumentos de deuda emitidos ya sea por sociedades anónimas u otro tipo de entidades como por ejemplo una institución pública, un Estado, un gobierno, etc., con la finalidad de obtener recursos directamente de los mercados de valores. A través de dichos instrumentos, el emisor solicita cierta cantidad de dinero en calidad de préstamo y se compromete a pagarla en una fecha futura, ofreciendo un rendimiento, y en un periodo determinado.

En sí, los bonos representan títulos valores que incorporan una parte alícuota de un crédito colectivo, redimible a mediano plazo, y a cambio de una determinada tasa de interés o rendimiento. La renta ofrecida puede ser fija o variable (en caso esté indexada a otro valor referencial, por ejemplo la tasa Libor). Constituye una modalidad particular de títulos valores seriales, es decir, que se colocan por series. Se emiten y expiden en forma masiva, representando el total de la suma máxima de endeudamiento previsto y utilizando las series de manera que cada una corresponda a valores homogéneos de emisión.

Los bonos, por lo general, se emplean para financiar proyectos de inversión de largo plazo, o para cumplir compromisos financieros del emisor, como es el refinanciamiento de pasivos. En la normatividad peruana, la Ley de Títulos Valores (Ley Nº 27287) señala en su artículo 264º que las obligaciones representadas en bonos son para plazos mayores a un año.

La colocación de estos papeles puede realizarse de dos maneras: por colocación directa a un comprador o a un grupo de compradores, o por ofertas públicas, lo que constituye el mercado primario. Asimismo, los bonos, luego de colocados, pueden ser transados en las bolsas de valores y fuera de ellas (mercado secundario), por lo que no es necesario que el comprador los mantenga en su poder hasta su vencimiento. Por lo tanto, su liquidez puede ser inmediata, en caso que se opte por liquidarlos en el mercado y exista una demanda relevante, o de lo contrario conservar la inversión hasta el final.

La liquidez es precisamente una de las cualidades más valoradas por los inversionistas y por ende, junto con el rendimiento ofrecido, constituye la razón de ser de la demanda de los bonos para el mercado.

Tipos de bonos

Existen diversos tipos de bonos, según las características particulares de la emisión, tales como los bonos convertibles (que pueden canjearse por acciones de emisión nueva a un valor ya fijado con anticipación), los bonos canjeables (posibles de ser cambiados por acciones ya existentes), los bonos cupón cero (sólo abonan intereses cuando se amortizan), los bonos perpetuos (no contemplan la devolución del capital principal, sino que ofrecen un pago de intereses de manera indefinida), entre otros.

También pueden clasificarse según estén garantizados (bonos hipotecarios -se garantizan con un gravamen sobre inmuebles-, bonos de garantía colateral -que se emiten con garantía de otras compañías-, en estos casos con las matrices de las empresas emisoras, etc.) o no garantizados (como los bonos subordinados, que representan un derecho sobre las utilidades, pero no sobre los activos del emisor).

Comparte en:

Vea también