Empresas courier deberán tomar acciones para evitar operaciones de lavado de dinero

08:09 29 Enero, 2016

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) tiene previsto regular este año a la gran mayoría de sectores económicos, con el fin de evitar actividad ilícitas de lavado de activos o financiamiento al terrorismo. Gan@Más conversó con Sergio Espinosa, superintendente adjunto de la UIF sobre este y otros temas.

¿Qué logros puede mostrar la UIF en su trabajo realizado en 2015?

Ha sido un balance positivo. Desde 2007 cuando la UIF llego a la SBS, se han hecho un conjunto de medidas de mejoras que tienen un reflejo en el resultado final. O sea, cuentas con personal altamente calificado o adecuadamente remunerado, comprometido con la finalidad, vas a tener un mejor resultado. En 2007 teníamos personal con contratos de algunos meses sin vacaciones ni CTS.

También hemos hecho mucha Inversión en tecnología. Eso nos permite un mejor entorno, pero no es suficiente, si no se cuenta con algunas facultades legales para acceder al secreto bancario y tributario.

(LEA: SBS inicia estudio para evaluar riesgos en prevención de lavado de activos)

¿Qué casos concretos se han resuelto?

Ustedes son testigos, por los casos que se han hecho público, de la participación de la UIF en temas sumamente importantes. Además, se ha demostrado la independiencia de criterio. En esos casos donde se ha vinculado a los entornos del poder actual, nunca hemos recibido ninguna presión, correo o llamada diciendo haz o no haz lo otro, y eso es por el respeto a la institucionalidad de la SBS.

En números, ¿qué pueden mostrar?

Soy malo para recordar números, pero nosotros tratamos de trabajar más que por el número de casos que enviamos a la fiscalía, por el monto de dinero, porque hay unos casos más grandes que otros.

¿Y ha aparecido nuevas modalidades para lavar dinero?

Sí se han descubierto, y nosotros ponemos a disposición de los bancos y sujetos obligados lo que se denomina la tipología, sobre lo que está ocurriendo, desde lo más básico que es el pitufeo, sacar el dinero en montos pequeños, hasta la existencia de offshore o el uso de empresas que no tienen domicilio acá. Hay varias fórmulas conocidas, y por el lado del financiamiento del terrorismo también hay esquemas, se ha hecho un trabajo intenso, a través del Grupo Egmont para determinar los movimientos financieros de las personas que apoyan el terrorismo.

¿Y en cuanto a sectores? Construcción era uno de los más usados para estas actividades ilícitas.

Tienes comercio exterior, casos en el fútbol que ya sabemos con el tema de la FIFA, pero hay un problema: el Perú es un país donde el nivel de regulación de la economía es muy bajo, entonces no sabemos cuántas inmobiliarias o casas de cambio hay en el país. No hay un registros como sí lo tiene Colombia.

El acceso a la información es el mayor problema…

Hace año y medio hicimos un diagnóstico de cuánto tiempo le toma a un analista hacer un caso, y el resultado que se tuvo fue que, de ese tiempo, la mitad era para recoger información. Yo le estoy pagando a un analista para que junte información, estoy tirando la plata, entonces estamos desarrollando sistemas, que permitan que el analista haga su trabajo, porque sino es como tener un cocinero al que lo mandas a comprar.

¿Qué planes tienen para este año?

El análisis de cuáles son los riesgos en Perú es un plan importante, eso se va a reflejar en una actualización del plan nacional que se aprobó a finales del gobierno de Alan García en 2011. Pronto estamos sacando una norma para el congelamiento de fondos de grupos terroristas, que proviene de una larga lista que nos da el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.Otra norma saldrá para las agencias de courier en los casos que hagan envíos de dinero. Aquí estas empresas debentener esquema de prevención y un oficial de cumplimiento.

Esperamos este año culminar la gran mayoría de sectores con una regulación que les permita a ellos cumplir y tener con eso mayor información. Un dato anecdótico: en 2007 casi el 100% de los reportes provenían de bancos, hoy lo hacen notarios, inmobiliarias, etc., es decir, hay más fuentes, eso nos permite un análisis más rico y trabajar más casos.

(LEA: UIF con las manos atadas para revisar toda la información financiera de candidatos presidenciales)

Comparados con la región, ¿cómo estamos?

Yo diría que estamos en un nivel intermedio. Para empezar la lucha contra el lavado no es problema de la UIF solamente, intervienen el Ministerio Público, la policía, el Poder Judicial. Y hemos avanzado, tenemos una policía especializada ya instalada, fiscalías especializadas y tenemos mucha capacitación y peritos en el Poder Judicial. No es suficiente, siempre hacen falta más recursos, en nuestro caso más facultades como el acceso al secreto bancario o tributario.

¿Todos los demás países tienen acceso al secreto bancario y tributario?

Absolutamente todos. Técnicamente el tema está sustentado, lo curioso es que hay organismos, como la Superintendencia del Mercado de Valores, que sí tiene acceso al secreto bancario. No quiero jerarquizar, y la SBS también lo tiene. Si quiere ver si un cliente es bueno tengo que ver qué cuentas tiene. La SBS accede a secreto bancario para eso, pero como UIF no. Seguimos siendo la cenicienta dentro de una serie de organismos públicos cuando deberíamos ser los primeros en la lista para este efecto, porque necesitamos más que todo la información.

¿Hay sanciones en los casos reportados a fiscalía?

No en todos, pero se ha avanzado mucho en la colaboración con el Ministerio Público, en el pasado hubo mucho roce, pero hoy los acompañamos el caso, iincluso hemos viajado con la fiscalía para ir a ver la información y ayudarlos a interpretarla. Porque ellos son abogados y les cuesta analizar información financiera especializada.

Comparte en:

Vea también