Dulces que no dañan su salud

20:00 9 Noviembre, 2014

Mirian Tamashiro es la responsable de un montón de caritas felices, pues al crear su empresa Sana Tentación les brindó a los diabéticos la oportunidad de comer todo tipo de postres sin el riesgo de afectar su salud. La pastelería sin azúcar es su negocio y los edulcorantes son la batería que la hace andar.

Su celular no para de sonar y constantemente entra a la cocina para supervisar cómo se están preparando los productos, sobre todo las tortas para cumpleaños. Ella dice que en la variedad está el gusto, por eso sus clientes tienen la chance de elegir una gran gama de pasteles: souflés de frutas, selva negra, chocochip, torta helada, queques rellenos con pulpa de frutas, etc.

“Todos los días hacemos tortas para cumpleaños; aunque, el domingo por la tarde hago un alto para dedicarme a mis dos hijos pequeños”, comenta Mirian a Gan@Más y agrega que los pyes de manzana así como la caja de bombones se venden como pan caliente.

“Hay postres que se adecuan muy bien al edulcorante como: pye de manzana, torta helada, souflés, bombones y brownies; a diferencia del pye de limón; pero, eso no quiere decir que no lo podamos preparar, lo único que se tiene que hacer es variar el porcentaje de insumos para que salga casi igual que el normal”.

Desde que era estudiante de nutrición en la Universidad San Marcos Mirian tenía en mente hacer un negocio de este tipo, pues se dio cuenta que en Lima los diabéticos simplemente estaban impedidos de comer dulces, cuando en otros países ese problema se habían exterminado hace años.

En el 2009 y junto con una compañera de estudios empezaron a modificar las recetas de los dulces haciendo degustaciones a familiares y amigos. Pasó un año y el equipo se animó a ofrecer sus productos a personas desconocidas.

El debut fue un 14 de noviembre del 2010, Día Mundial de la Diabetes, durante una feria organizada en el Campo de Marte, ellas llevaron diez pyes, tortas heladas, leches asadas, bombones de chocolate y cheesecakes; y en tan sólo una hora y media se les agotó todo, así que se tuvieron que conformar con repartir volantes para captar más clientes.

Expansión

Para llegar a un mayor público Sana Tentación se puso en contacto con médicos endocrinólogos y grupos especializados como la Asociación de Diabetes en niños y adolescentes (A.D.I.N.A.).

“Recuerdo que en un inicio las personas dudaban, pues no creían que el sabor de mis postres pudiera ser igual o mejor que aquellos que tienen azúcar; sin embargo, al probarlos se les quitaban todas las dudas de la cabeza”, manifiesta.

Ahora Mirian tiene una amplia cartera de clientes y constantemente la invitan a participar en ferias alimenticias y entrevistas, sobre todo de portales de internet. Aunque, cree que las recomendaciones boca a boca son las que más la ayudan en el crecimiento de su compañía.

Innovación

En cada temporada especial Sana Tentación busca llamar la atención de la gente con productos temáticos, por ejemplo, en Navidad vende panetones, en Semana Santa huevos de pascua, en el Día de la Madre canastas con un mix de postres, en San Valentín fresas bañadas en chocolate y por el Día del Padre chocolates en forma de corbata y habano.

Además, ha logrado entablar una empatía con las chicas que cuidan su figura, ya que los postres que prepara no las hacen engordar, siempre y cuando no coman en exceso. Precisa que el 20% de sus clientes son estas féminas delgadas y añade que le piden sobre todo tortas, bombones, galletitas y quequitos.

Cabe indicar, que los productos cuestan desde S/. 18 hasta S/. 180 y para conseguirlos se debe hacer un pedido con un día de anticipación, debido a la gran demanda.

Justamente, Mirian Tamashiro comenta que varias mamás de niños con diabetes que viven en el interior del país, hacen larguísimos viajes por carretera sólo para comprarles la torta de cumpleaños a sus pequeños.

“Llegan a Lima y con las mismas se van a su ciudad y con mucho cuidado para evitar que algo le vaya a pasar a la torta en el ómnibus”, expresa la empresaria.

Satisfacción y retos

Una de las cosas que más le gusta de su trabajo es ver sonreír a los niños y niñas con diabetes cuando se comen uno de sus postres, por eso casi siempre acude a las reuniones en las que estos pequeños se juntan.

“Cuando voy a los encuentros que organiza A.D.I.N.A. veo cómo su presidenta Gina Bazán reparte las paletas de chocolate a muchos chiquitos que nunca han probado este dulce, pues la mayoría son de bajos recursos y lamentablemente los productos sin azúcar sólo los puedes encontrar en supermercados del sector A”, menciona.

Mirian ha hecho una gran labor en pro de los diabéticos; sin embargo, quiere que sus productos lleguen a una mayor cantidad de personas y eso es lo que la ha motivado a pensar en mudarse a un taller más amplio, pues el que tiene en su departamento ya le queda chico.

También quiere abrir su tienda en Miraflores en el futuro y adelanta que a lo largo del 2014 va a sorprender en más de una ocasión a su clientela con nuevos productos, como los turrones que ofrecerá cuando llegue el mes morado.

“Muchas empresas dicen que preparan postres para diabéticos; pero, la verdad es que usan insumos que no son aptos para estas personas como: pasas, frutas confitadas, leche que no es deslactosada y yogurt que no es probiótico”, lamenta la experta en nutrición, quien siempre aconseja a sus compradores sobre cuántas porciones deben ingerir por tiempo de comida para evitar problemas con la glucosa.

PUBLICADO ORIGINALMENTE EN LA REVISTA Gan@Más #14 (FEBRERO 2014)

Comparte en:

Vea también