Mejorando el Entorno de Negocios

por EY (antes Ernst & Young)

EY (antes Ernst & Young) es la firma líder global en servicios de auditoría, consultoría, impuestos, transacciones y finanzas corporativas.

En Perú, Paulo Pantigoso, Country Managing Partner, lidera un equipo multidisciplinario que combina la fortaleza de una firma global, y el conocimiento local, para brindar soluciones a la medida de un mercado diverso y en crecimiento.

EY está comprometida en ayudar a las compañías emprendedoras, tanto en las economías emergentes como en las desarrolladas, alrededor del mundo, lo que permite asegurar que hoy estén trabajando con muchos de los líderes globales del mañana.

En la siguiente columna, EY compartirá el conocimiento y análisis de su equipo sobre distintos temas de interés del mundo empresarial.

Ver más articulos de esta columna

Información financiera confiable y oportuna es la clave

12:52 15 Octubre, 2017

Por: Oscar Mere, Socio de Auditoría en EY Perú

Para: EY (antes Ernst & Young)

El Perú ha experimentado variaciones en su crecimiento económico, aunque la percepción de solidez es positiva en varios sectores. Esto se ve reflejado en el comportamiento de los consumidores, clientes y empresarios. Precisamente, cada vez son más los peruanos que deciden emprender un negocio propio; sin embargo, son aquellos negocios emergentes los más susceptibles a las fluctuaciones del mercado. La clave para todo emprendedor reside en tener claro cómo ordenar y estructurar su empresa para que las decisiones tomadas cumplan con los objetivos trazados.

El emprendedor debe ser consciente de que las condiciones actuales del mercado exigen procesos de crecimiento cada vez mayores y la utilización de herramientas más sofisticadas que le permitan enfocar apropiadamente sus esfuerzos, tanto en temas estratégicos como operativos.

Los medianos y pequeños empresarios concentran su atención en el crecimiento de la empresa y en las operaciones del día a día, como las ventas y el desarrollo de productos y servicios, y terminan delegando la contabilidad y las actividades de control a terceros. Esta falta de atención termina complicando las futuras operaciones de la empresa, pues contar con información contable oportuna, confiable, formal y transparente es esencial para cualquier organización.

Información financiera confiable

Resulta imprescindible que una entidad, sea pequeña, mediana o grande, cuente con información financiera confiable y que ésta refleje su real situación y desempeño. Es responsabilidad de la gerencia de dicha entidad establecer los mecanismos que garanticen que esta información sea confiable y útil para la gestión, toma de decisiones y transparencia en el mercado.

Para ello, es necesario que se identifiquen oportunidades de mejora, relacionadas con la generación y/o preparación de la información operativa, que será la base para la elaboración de los registros contables y estados financieros. Asimismo, la aplicación de una mejora sustancial en el control interno, con la finalidad de que la compañía tenga sus registros contables ordenados y que éstos guarden concordancia con la realidad.

Posteriormente, las auditorías de estados financieros cobran especial importancia dado que su objetivo es que un auditor independiente, sobre la base de la ejecución de ciertos procedimientos de revisión y validación, opine acerca de la razonabilidad de los estados financieros elaborados por la entidad. Así, dicha información financiera auditada pasará a ser más que un documento, pues se convertirá en una herramienta gerencial poderosa y confiable para uso de los inversionistas, bancos, clientes, proveedores, reguladores, entre otros.

Cabe precisar que, una vez que los estados financieros de una entidad ya han sido auditados, la Gerencia y/o Administración deben ser conscientes de que, allí en adelante, dichos estados financieros serán susceptibles de cuestionamientos por terceros, como un banco por ejemplo, en el proceso de decidir si concede o no un crédito. Es decir, la información contable debe incluir toda la información del día a día de la compañía, independientemente de que el empresario quiera o no divulgar determinada información.

Información financiera oportuna

En el Perú, es casi una regla general que las pequeñas y medianas empresas preparen información financiera de forma inoportuna. En la mayoría de los casos, los estados financieros mensuales se preparan o elaboran con un lapso de tiempo significativo con respecto del mes cerrado (por ejemplo, el balance al 30 de junio recién está disponible durante el mes de agosto o setiembre). En tanto, los estados financieros anuales se preparan básicamente para fines tributarios y con la finalidad de cumplir con las fechas de presentación de declaraciones juradas ante la Administración Tributaria; es decir, durante marzo o abril del año siguiente.

Al respecto, debemos tener en cuenta que los estados financieros deben reflejar la realidad económica de una compañía en un momento determinado, como si de una fotografía se tratase y; por lo tanto, dicha información perdería toda la relevancia si se analiza luego de dos o tres meses, mucho más en un contexto de constantes cambios y consolidación de la competencia. En este sentido, es importante que también se considere la implementación de procedimientos para agilizar los cierres contables en las compañías y éstos se hagan, como máximo, en un plazo de 15 días.

Finalmente, algunas recomendaciones a tener en cuenta con respecto a la elaboración de información financiera confiable y oportuna serían:

  • Identificar e implementar las oportunidades de mejora relacionadas con la generación de información de operación y gestión del negocio.
  • Implementar y/o reestructurar las áreas financieras, contables, sistemas, etc. Esto le dará un valor agregado a la compañía pues, de hacerlo apropiadamente, estará en la capacidad de generar información íntegra, confiable y oportuna que cubra los requerimientos del mercado actual y de la propia compañía.
  • Implementar procedimientos para agilizar los cierres contables en la compañía, y preparar la información financiera y contable de manera oportuna (mensualmente); por ejemplo.
  • Establecer cronogramas de cierres contables mensuales y anuales, y enviarlos oportunamente a las áreas involucradas; y
  • Establecer fechas para el cierre de los módulos operativos (por ejemplo ventas, facturación, cuentas por pagar, planillas, etc.).

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Mejorando el Entorno de Negocios

Ver + columnas

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments