Cinco recomendaciones para incentivar el ahorro en niños

12:17 14 Agosto, 2014

Administrar las finanzas personales y ahorrar, son hábitos que se pueden aprender desde muy pequeños. En casa, los padres pueden promover la educación financiera y lograr que sus hijos se fijen y cumplan sus propios objetivos gracias a la buena gestión del dinero.

“Es fundamental que los niños sepan la importancia del ahorro para alcanzar metas a las que puedan aspirar de acuerdo a su edad. Una adecuada formación en finanzas personales puede llevarlos a ser adultos ordenados y responsables con el manejo del dinero y alcanzar algunos sueños como financiar sus estudios de post grado, adquirir una casa o un carro, viajar, entre otros”, dice Augusto Miró Quesada, gerente de Captaciones, Seguros y Remesas de Interbank.

Algunas recomendaciones para incentivar el ahorro en los pequeños del hogar son:

1. Predicar con el ejemplo: es la manera más sencilla de enseñanza. Si ellos ven a sus padres ahorrando para una meta u ordenando los pagos y gastos de la casa, aprenderán la forma responsable de gestionar el dinero.

2. Enseñarles el valor del dinero: ni bien los niños aprendan a contar, puede enseñarles a diferenciar la denominación de billetes y monedas. Para que tengan una noción de los costos, tome como referencia el precio de sus juguetes, de una entrada al cine, etc. Así entenderán realmente cuánto valen las cosas y manejarán de manera responsable sus finanzas en el futuro.

3. Ayudarlos a plantearse metas claras: deben ser atractivas para el niño, como un juguete o un paseo. Es recomendable que los primeros objetivos sean sencillos de alcanzar y en un periodo relativamente corto. Posteriormente, las metas pueden ser más ambiciosas en plazos más largos.

4. Guardar el dinero en una alcancía o cuenta: pueden destinar una parte de su propina a una alcancía y, en paralelo, anotar lo aportado para que lleve una cuenta exacta del monto acumulado. Otra alternativa es abrirles una cuenta de ahorros en una entidad financiera y elegir una fecha determinada –una vez cada dos meses, por ejemplo– para que deposite sus ahorros. De esta forma, el niño adquirirá el hábito del ahorro programado.

5. Establecer un plan de incentivos: puede ofrecerle incentivos para ganar ingresos extras y aumentar su pozo de ahorros. Puede darles una propina a cambio de realizar trabajos en casa, como limpiar su dormitorio, ordenar los juguetes o lavar el auto. Además, puede comprometerse a contribuir con el mismo monto de dinero que él ahorre para comprar el objeto que desea.

Comparte en:

Vea también