La cartera de créditos de Caja Metropolitana sigue mostrando deterioro

23:26 21 Septiembre, 2014

La Caja Municipal de Crédito Popular de Lima (Caja Metropolitana) desde hace unos meses viene siendo cuestionada por supuestas irregularidades en la entrega de algunos créditos y en la que están involucrados funcionarios ediles. Esta situación ha llevado a la intervención de la Contraloría y la Fiscalía. Mientras tanto los indicadores económicos y financieros de esta entidad siguen presentando un deterioro.

Así, la cartera de alto riesgo (CAR) de la Caja Metropolitana, a junio del 2014, ascendió a 12.8%, siendo mayor al 8.7% registrado por el sistema de Cajas Municipales (CM), según un reciente informe de Apoyo & Asociados.

Este indicador (que es la suma de los créditos reestructurados, refinanciados, vencidos y  en cobranza judicial) se ha venido deteriorando en los últimos años. La CAR de la Caja aumentó, de 6.9% a fines del 2011 a 9.0% a diciembre 2012, debido principalmente al deterioro de los créditos Caja Gas. Posteriormente, durante el 2013 la morosidad continuó aumentando, como consecuencia, entre otros, del deterioro de la cartera Pyme.

Asimismo, desde fines del 2012 los niveles de cobertura de la CAR de la Caja Metropolitana se han reducido por debajo del 100%. A junio 2014 la cobertura fue 68.5% (64.1% a junio del 2013 y  68.1% a diciembre del 2013) debido principalmente al aumento de la morosidad de los productos Caja Gas y Caja Pyme.

Según el informe, la Caja viene registrando reducidos niveles de rentabilidad.  En el 2011 la CML adoptó diversas medidas para hacer frente al problema generado por la “antigua” cartera Caja Gas. Así, se buscó, entre otros, reducir el costo de fondeo, disminuir los gastos administrativos, así como controlar la mora y manejar el requerimiento de provisiones. Por lo anterior, se esperaba que la rentabilidad disminuyera temporalmente hasta que el crecimiento en otros productos compensara el menor saldo de la cartera Caja Gas.

Sin embargo, el crecimiento de los créditos Pymes, que no fue acompañado de una adecuada política crediticia, generó durante el 2013 un fuerte deterioro de dicha cartera, lo cual aumentó el requerimiento de provisiones, generando pérdidas y afectando los niveles de rentabilidad de la CML. Así, el ROA (que mide la utilidad neta generada en los últimos 12 meses con relación al activo total promedio de los últimos 12 meses) anualizado promedio a junio 2014 fue de -1.5%.

Otro de los problemas que enfrenta la Caja es la concentración en productos Caja Gas y Caja Pyme con altos niveles de morosidad.  En el 2010 las colocaciones brutas de la CML crecieron un 76%, debido al significativo crecimiento de los créditos Caja Gas, que representaban el 50% del portafolio a fines de ese año. Así, la participación de otros productos como los pignoraticios (préstamo que se concede con garantía de una prenda) e hipotecarios disminuyó.

Cabe señalar que en diciembre 2012 la CML titulizó S/. 40 millones de su cartera Caja Gas. Así, en junio 2013, con el respaldo de dicho portafolio y el aval de la Municipalidad de Lima, se emitieron bonos por S/. 40 millones a 42 meses (incluidos 6 meses de gracia). Esta titulización fue positiva para la CML, porque le permitió disminuir la participación relativa de Caja Gas, diferir las provisiones que pudiera generar dicha cartera y obtener liquidez para ser reinvertida en productos más rentables.

Participación de los créditos

Por su parte, a junio 2014 la participación de los créditos Caja Gas se redujo a 17.6% (20.1% a dic. 2013). A pesar de haber logrado reducir de manera significativa la participación de dicho producto, en los últimos años, el saldo de la antigua cartera Caja Gas es aún importante y muestra elevados signos de deterioro lo que demandará mayores provisiones en los próximos dos años.

Por su parte, durante el 2013 los créditos Pyme registraron un importante aumento en su morosidad, debido a problemas en la admisión de los créditos, prácticas inadecuadas por parte de algunos asesores e inadecuado uso del producto de reenganche. Por lo anterior, a partir del segundo semestre del 2013 se restringió la colocación de estos créditos con la finalidad de hacer una reestructuración del producto y mejorar la gestión de riesgos. Asimismo, el informe señala que se estructuró una plataforma de cobranza para Pymes para lo cual se establecieron tramos y responsables de cobranza, se efectuaron capacitaciones, entre otros. Además, se creó un comité centralizado para las aprobaciones.

Así, la decisión de desacelerar las colocaciones de los créditos Pyme y la fuerte política de castigos, ha permitido reducir la participación de dichos créditos, de 29.6% al cierre del 2012, a 21.0% a junio 2014.

Al cierre del primer semestre del 2014 los productos Caja Gas y Caja Pyme, que en conjunto representaban el 39% de las colocaciones de la CML (51% a junio 2013), tenían una morosidad de alrededor de 26 y 17%, respectivamente (las que fueron del 19% y 14% a junio del 2013).

Caja metropolitana 1 Caja metropolitana 2 Caja metropolitana 3 Caja metropolitana 4

Comparte en:

Vea también