Carlos Adrianzén: “En el campo fiscal hemos pasado del día a la noche”

10:10 24 Agosto, 2015

El sector público no financiero registró un superávit económico de 0.7% del PBI en el segundo trimestre de 2015. Así, el resultado económico acumulado de los últimos 4 trimestres se redujo a un déficit de 1.0% del PBI, continuando con la tendencia a la baja desde mediados de 2012, informó el BCR.

Este resultado es consecuencia principalmente de la disminución de los ingresos fiscales, por el impacto de las medidas tributarias adoptadas hacia fines del año pasado que incluyeron reducciones de tasas del impuesto a la renta, la rebaja de las tasas arancelarias, la disminución de las tasas del ISC a los combustibles, así como la modificación de los sistemas de pagos anticipado del IGV. Asimismo, los ingresos se vieron afectados por el deterioro de los términos de intercambio y la moderación del crecimiento de la actividad económica.

Fiscal 1

 

El BCR agrega, que los gastos del gobierno general se incrementaron en 0,2 puntos porcentuales respecto al mismo trimestre del año previo. El gasto aumentó 4.5% en términos reales explicado por el crecimiento del gasto corriente en 8.7% y de la formación bruta de capital, que al igual que en el trimestre anterior, registró una disminución, esta vez de 12.9%, en particular por la evolución mostrada por los gobiernos subnacionales.

Mayor brecha

Carlos Adrianzén, investigador principal del Instituto del Perú, sostuvo que hay un deterioro fiscal marcado y está brecha se ha incrementado aceleradamente en los últimos seis meses. Mencionó que hasta hace un tiempo el Perú gozaba de un superávit fiscal de US$ 4,000 millones.

Sostuvo que este resultado económico negativo tiene como razón la fuerte caída de los ingresos tributarios anualizados en Impuesto a la Renta, IGV y el resto de impuestos en 25%. Comentó que al inicio de este gobierno el ritmo anualizado de ingresos corrientes era de 25% y hemos pasado a una disminución de 10%. “Es como haber pasado del día a la noche”, apuntó.

El economista mencionó que el aumento de la brecha fiscal se ha dado a pesar de la inoperancia de gobiernos regionales y locales que vienen haciendo menor gasto de inversión pública y corriente en sus localidades.

“La escala de gastos del Gobierno Central ha bajado en más de US$ 2,000 millones en el último semestre y en gasto de capital ha bajado de US$ 6,500 millones a US$ 5,000 millones. Estos son días en los que el déficit fiscal se ha abierto un poco más allá de lo que nos hubiera gustado”, comentó durante su exposición en el seminario Perú Visión 2015 I+D+i, organizado por el Grupo Verona.

El último Marco Macroeconómico Multianual 2016 – 2018 del Ministerio de Economía (MEF) ya había anticipado un incremento transitorio del déficit fiscal, el cual pasaría de 0.2% del PBI en el 2014 a 2% del PBI al cierre de este año, es decir, S/.12,544 millones (casi US$4,000 millones).

El MEF ha señalado que en 2015 el sesgo de la política fiscal será contracíclico, en el marco de la aprobación de un presupuesto público expansivo (crecimiento de 9,0% real), mayor gasto discrecional (orientado a inversión pública y mantenimiento de infraestructura pública) y reducción de impuestos (costo neto de alrededor de S/.4,000 millones o 0,6% del PBI).

“Previendo un deterioro del entorno internacional en el 2015 y una subejecución del gasto público regional y local en el primer año de las nuevas autoridades, a fines del año pasado se adoptaron una serie de medidas contracíclicas, por el lado de los impuestos y gasto público, que se espera contribuyan con un punto porcentual a la aceleración del crecimiento del PBI en el 2015”, afirma el MEF.

“A partir del 2016 se irá modulando la expansión del gasto público (2016: -2,0% del PBI; 2017: -1,5% del PBI; 2018: -1% del PBI), y en línea con la evolución esperada de los ingresos estructurales; de esta forma, se afianza el compromiso con la disciplina fiscal y la estabilidad del marco macro fiscal vigente”, indica el documento.

Comparte en:

Vea también