Dos de cada tres trabajadores no tienen derechos laborales

17:41 13 Octubre, 2014

El sector empresarial y expertos coincidieron en la necesidad de iniciar, de inmediato, una reforma laboral dirigida a modificar la actual legislación que –de acuerdo con dichos sectores- genera sobrecostos en las empresas e impide crear más puestos de trabajo, entre otros problemas.

De acuerdo con Pedro Olaechea, ex presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), dos de cada tres trabajadores en el Perú no cuenta con ningún derecho laboral, por lo que consideró urgente que se empiece a debatir la necesidad de implementar una reforma que nos permita adaptarnos a los nuevos desafíos que traerá la globalización en los próximos años.

“Hoy, muchos países están tomando el yuan como reserva, debido a los problemas que viene afrontando el dólar. Entonces, para países como el Perú, la necesidad de adaptarnos al nuevo entorno será mayor. La flexibilidad laboral es una salida”, consideró.

De acuerdo con la SNI, en nuestro país existen más de 11 millones de trabajadores en situación de informalidad, cuya remuneración es, en promedio, la mitad de lo que percibe un trabajador formal.

Alternativas de reforma

Antonio Sempere, laboralista español y catedrático de Derecho del Trabajo, recomendó la implementación de la flexiseguridad, que es una combinación equilibrada de la flexibilidad de las normas laborales con estándares de seguridad mínimos para el trabajador.

Comentó que en España se aplicó una reforma laboral en 2012, pero que conllevó a una serie de convulsiones sociales debido a que se aplicó sin consenso de la sociedad. “La flexibilidad laboral debe ser un cambio de cultura, para lo cual todas las partes deben entender que esto no es para las empresas, sino para el sistema. Se trata de reducir derechos para dar otros derechos”, explicó durante el conversatorio Reforma laboral: Propuestas de los expertos, organizado por la SNI.

Macroconsult

Por su parte, Elmer Cuba, socio principal de Macroconsult, se mostró a favor de crear una nueva norma laboral, con menores derechos, para los trabajadores nuevos, es decir, para aquellos que actualmente no tienen ningún beneficio laboral. “Hoy tenemos estándares de protección laboral europeos, cuando la realidad peruana es que solo el 30% del mercado laboral es formal”, sostuvo.

Indicó que si esperamos a que el crecimiento económico haga su trabajo, es decir, que formalice el mercado laboral, tendríamos que esperar medio siglo para que funcione. “Vender la idea políticamente será el desafío para el gobierno que quiera aplicar una reforma integral”, señaló.

Ley beneficia a un grupo selecto

A su turno, Jorge Toyama, socio del estudio Miranda & Amado Abogados, comentó que el camino para aplicar una reforma laboral es a través de la Ley General de Trabajo, la cual debe beneficiar al nivel macro, pero sin descuidar los niveles micro de la población.

“Hoy, las leyes laborales solo se aplican a un grupo muy selecto de trabajadores, en consecuencia, es necesario que la regulación laboral sea atractiva e inclusiva, que sea para las mayorías, que promueva el acceso para los que no tienen ningún derecho”, concluyó.

Comparte en:

Vea también