Scotiabank adquiere bonos de carbono del Parque Nacional Cordillera Azul

15:43 23 Febrero, 2015

Scotiabank suscribió un acuerdo innovador con el Centro de Conservación, Investigación, y Manejo de Áreas Naturales – Cordillera Azul (CIMA) para la adquisición de bonos de carbono, en una primera etapa, por un total de 11 mil toneladas Co2, que permitirán al banco compensar su huella de carbono, práctica anual que Scotiabank realiza desde 2009, cuando se convirtió en la primera empresa local en compensar sus emisiones de gases de efecto invernadero (Co2).

Esta operación de compra de bonos de carbono se da en el marco de una innovadora alianza público-privada, en la cual interviene el Estado –a través del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP)–, la ONG CIMA –a cargo de la gestión de 1.35 millones de hectáreas de bosques primarios del Parque Nacional Cordillera Azul–, y Althelia Climate Fund –fondo de inversión de impacto[1] de capital extranjero que provee soluciones financieras a proyectos que buscan el manejo sostenible de los bosques y el uso sostenible de los suelos. La venta de los bonos de carbono servirá para que el Parque Nacional cuente con recursos para cubrir los gastos de su protección, investigación y monitoreo de flora y fauna y actividades sostenibles en su zona de amortiguamiento.

En ese sentido, la compra de bonos de carbono por parte de Scotiabank contribuirá a la conservación de más de 1.35 millones hectáreas de bosque prístino y su respectiva biodiversidad en el Parque Nacional Cordillera Azul. Asimismo, hará posible la recuperación de 4,000 hectáreas de áreas degradadas en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional de la mano con cientos de familias locales quienes con prácticas de agroforestería (principalmente café y cacao) y vinculación con el mercado orgánico y comercio justo de Estados Unidos y Europa, podrán incrementar de manera sostenible sus ingresos financieros, viéndose incentivados a cambiar sus prácticas anteriores de agricultura migratoria de subsistencia, convirtiéndose en los mejores guardianes de la conservación en la zona alrededor del parque.

Finalmente, gracias a la adquisición de bonos, Scotiabank se suma a la alianza entre el SERNANP, CIMA y Althelia que trabaja para evitar más de 15 millones de toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera en los próximos seis, a favor de la mitigación del cambio climático que afecta al planeta y afecta a la población vecina al parque.

Comparte en:

Vea también