Perú bajo 14 puntos en su desarrollo económico en ranking de competitividad

17:20 21 Mayo, 2014

El Perú registró su mayor retroceso en el Ranking de Competitividad Mundial 2014, cayendo del puesto 43 al 50 de un total de 60 países analizados. El descenso responde, en parte, a la mejora relativa de varios países europeos, entre ellos España y Portugal, que en el ranking 2014 recuperan su posición por delante de Perú.

A nivel latinoamericano también se registró un descenso de la mayoría de países integrantes de la muestra. Chile cae una posición y se ubica en el puesto 31, Colombia y Brasil retroceden tres posiciones cada uno y se ubican en los puestos 52 y 54, respectivamente. Argentina se mantiene en el puesto 58 y Venezuela se mantiene último en el ranking en la posición 60, precisó.

Resultados para Perú

Desempeño económico
En este pilar que se había mantenido como el mejor representante de la competitividad en años anteriores ha descendido fuertemente y ocupa la posición 46 (bajó 14 puestos), debido principalmente a la poca diversificación de los productos exportados  representada en su mayoría por Commodities, situación que afecta inevitablemente la cuenta corriente peruana, la cual desciende hasta el puesto 56 sobre este indicador.
 
En Perú se mantiene un alto porcentaje de los ingresos disponibles destinados a consumo final de alimentos, y persiste el desbalance en el flujo de inversión extranjera directa, así como una baja participación relativa en el comercio internacional. Todos estos factores se han visto ligeramente sopesados por la tasa de crecimiento de la economía (5%), el mayor consumo privado (5.4%) y las expectativas sobre el tipo de cambio.

Eficiencia del Gobierno
La eficiencia en el Gobierno, con respecto al año previo se mantuvo fija al ubicarse en el puesto 33, convirtiéndose en el principal pilar competitivo del 2014. En este pilar se observa que la legislación para los negocios tuvo un avance relativo de tres posiciones debido principalmente al retroceso de países como Turquía o Filipinas en los que se percibieron deterioros en la legislación de competencia y distorsiones generadas por subsidios estatales.

El Perú mantiene como fortalezas las bajas barreras arancelarias, así como la confianza en el manejo de las políticas fiscal y monetaria. Sin embargo, permanece como tarea pendiente de atención el marco institucional, que retrocedió en tres posiciones dados los altos niveles de burocracia y corrupción percibidos. En tanto el marco social también presenta retroceso, ya que a pesar de la reducción de la pobreza, continúan latentes los problemas de desigualdad de ingresos  e inadecuada administración de justicia  que generan una baja cohesión social, entre otras variables que manifiestan el grado de desconfianza de empresarios e inversionistas ante el Estado.

Eficiencia en los negocios
La eficiencia en los negocios de Perú retrocedió dos posiciones al ubicarse en el lugar 43 en comparación al puesto 41 del año previo; así, se distancia más del puesto 30, alcanzado en el año 2008. Entre las variables que más influyeron al descenso se encuentran las menores perspectivas sobre las capacidades financieras y la productividad de la fuerza laboral.

Sin embargo, los factores que retrocedieron más, debido a una mejora relativa de los demás países de la muestra fueron: actitudes y valores de la sociedad, que pasó del puesto 26 al 35; así como, el de finanzas, debido principalmente a que la Bolsa de Valores retrocedió en 23.63%, ubicándola como la quinta bolsa con mayores pérdidas dentro de la muestra de países. Continúan como desafíos permanentes el aumento de la productividad y eficiencia, así como mejoras en el mercado laboral donde el Perú se ubicó en la posición 37 (con una leve mejora) y 50 respectivamente.

Infraestructura
Representa el pilar más bajo en el Perú al permanecer último en el puesto 60, a pesar de las mejoras en infraestructura básica, de salud y menores costos y expansión de los servicios de telecomunicaciones reportadas. Como se ha venido señalando en informes anteriores, las mejoras deben ser superiores de manera relativa a la de nuestros competidores porque de lo contrario seguiremos sin avanzar.

Al 2014, el Perú se mantiene en el puesto 60 tanto en infraestructura tecnológica como científica, asimismo continúa en el puesto 47 en cuanto a infraestructura de salud y medio ambiente. Por otro lado, retrocede en educación del puesto 55 al 58, mientras que en infraestructura básica (acceso a agua potable) presenta un ligero avance del lugar 57 al 54. 

No hay duda que de no actuar hoy, el Perú entraría en el círculo vicioso, en el que ante la falta de infraestructura y población capacitada la inversión disminuye o se estanca, restando competitividad a la economía. Se debe entonces abordar con urgencia la inversión en educación e infraestructura que permitan generar un entorno favorable a la innovación mediante la cual las personas desarrollen capacidades de acuerdo a las necesidades de las empresas, para que podamos ingresar en una senda de desarrollo y no nos estanquemos en la tan llamada “trampa de ingresos medios”, sostiene CENTRUM Católica.

El Ranking de Competitividad Mundial 2014 del IMD (World Competitive Yearbook IMD 2014) es elaborado desde 1989 por el Institute for Management Development – IMD, reconocida escuela de negocios ubicada en Suiza. Analiza 60 países con una metodología objetiva que prioriza los datos estadísticos y en menor medida encuestas. Constituye uno de los principales indicadores a nivel mundial sobre la posición competitiva de los países. Desde el año 2008, el Perú es parte del ranking gracias a la alianza estratégica del IMD con CENTRUM Católica.

Comparte en:

Vea también