OSCE: Con nueva Ley de Contrataciones se busca maximizar los recursos públicos

15:40 23 Julio, 2014

Durante el discurso de apertura de la Conferencia Regional de la Dispute Resolution Board Foundation – DRBF, la Presidenta Ejecutiva del Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado – OSCE, Magali Rojas, afirmó que con la nueva Ley de Contrataciones del Estado se busca maximizar el valor de los recursos públicos bajo un enfoque de gestión por resultados en las contrataciones priorizando la ejecución del gasto con calidad, quedando todo en el ámbito de supervisión del OSCE.

Detalló que todas las Entidades Públicas están dentro del marco general vinculándose el Plan Anual de Contrataciones al Plan Operativo Institucional, brindándole al funcionario público mayor discrecionalidad para el ejercicio de sus funciones, pero dándole herramientas, con desarrollo de capacidades y con una serie de líneas de acción estratégicas que tienen que complementarse a este nuevo concepto normativo.

Asimismo, respecto de un tema de la reforma, muy comentado, en lo referido al ámbito mínimo de contratación excluido del ámbito de aplicación de la ley, y que ha sido fijado en 8 Unidades Impositivas Tributarias – UIT (antes 3 UIT), recalcó que ahora las 2890 entidades públicas que supervisa el OSCE en los tres niveles de gobierno: Central, Regional y Local, si bien podrán contratar con rapidez, hasta por 8 UIT, lo harán cumpliendo con determinados requisitos, vale decir, el proveedor deberá estar en Registro Nacional de Proveedores – RNP y cumplir con los requisitos legales, así como será supervisado y no podrá contratar si se encuentra impedido.

Magali Rojas dijo que una reforma importante es que la nueva Ley de Contrataciones del Estado –Ley N° 30225, elimina la realización de convenios de colaboración con organismos internacionales para la realización de actos preparatorios y/o procesos de selección, salvo los convenios de administración de recursos.

Indicó que “comienza una etapa de desarrollo y consolidación normativa, acompañada de la implementación de líneas de acción estratégicas, así como de acciones operativas, que van a constituir un gran cambio. No solo en la forma de regulación, sino en la forma de gestionar los procesos de contratación pública, y en su conceptualización, no como el fin, sino como el medio para conseguir el fin público y la satisfacción de una necesidad pública”.

Comparte en:

Vea también