MIDIS: La inclusión económica elevará ingresos de hogares y es la base para la inclusión financiera

16:30 10 Junio, 2015

Los beneficiarios de los programas sociales Pensión 65, Juntos y Foncodes han venido recibiendo capacitaciones de educación financiera para el mejor uso de las transferencias del Estado, informó la ministra de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS), Paola Bustamante, durante su exposición en el II Foro Nacional de Educación e Inclusión Financiera.

“Nuestro cuarto eje de trabajo es la inclusión económica, mediante la cual buscamos aumentar las oportunidades y capacidades de los hogares para incrementar sus ingresos propios. Este eje nos da el marco para la inclusión financiera, que no es otra cosa que garantizar el acceso y uso de los servicios financieros de calidad por parte de todos los segmentos de la población”, indicó.

Sostuvo que su despacho forma parte de la Comisión Multisectorial de Inclusión Financiera que pronto dará a conocer, previa aprobación, la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF). “Hemos identificado que la ENIF va a contribuir a establecer políticas focalizadas para las personas que, por ejemplo, viven en zonas rurales y que por su condición económica son excluidas, pero también por otros factores, como edad, género, nivel educativo, etc.”, manifestó.

Intervención social

La ministra recordó que Juntos entrega subsidios condicionados de 200 soles a las madres que cumplen con la educación y salud de sus hijos, mientras que en Pensión 65 encontraron a 150 mil adultos mayores que no tenían DNI.

“La estrategia de inclusión financiera va a permitir que estas personas vulnerables tengan políticas focalizadas en el entorno financiero. Por ejemplo, con el Ministerio de la Mujer estamos evaluando la entrega de una pensión no contributiva para personas con discapacidad severa. Eso significa todo un reto para la implementación de las transferencias a las personas que los cuidan”, explicó la funcionaria.

En ese sentido, confió en que las acciones de la ENIF acortarán las brechas de inclusión financiera, reducirá la brecha económica de las poblaciones vulnerables, se crearán prácticas de ahorro y uso del crédito, lo cual estará acompañado de estrategias de infraestructura pública.

Programas pilotos

Bustamante informó que su sector ha emprendido siete pilotos en tres años y medio sobre educación financiera para los beneficiarios de los programas sociales. En Vinchos, Ayacucho, por ejemplo, se ha capacitado en manejo de dinero y acceso a productos financieros.

En Piura se capacitó a más de 11,300 personas del Programa Juntos en conocimientos financieros, como la cuenta de ahorro y el envío de giros y transferencias. Se espera que con el apoyo de la Asociación de Bancos (Asbanc) este programa sea ampliado a nivel nacional. En Junín se capacitó a las madres de Juntos en las alternativas de canales de atención con agentes corresponsales. Fueron más de 600 personas que conocieron sobre el uso del POS y de la tarjeta de débito.

La titular del MIDIS refirió que actualmente tienen una meta con el Banco de la Nación –entidad que paga los subsidios- para la implementación de agentes corresponsables en los 1600 distritos donde operan Juntos y Pensión 65. “Poner estos agentes permitirá dinamizar la economía, porque el dinero se queda en la localidad, no es necesario que vaya a Lima para luego trasladarlo a la zona beneficiaria”, mencionó.

Asimismo, indicó que se ha capacitado a 3,200 madres de comedores populares de Lima, las cuales no sabían qué hacer con los ahorros que estaban obteniendo por el reemplazo del GLP por gas natural. “Ellas tenían ahorros de entre 120 y 130 soles mensuales, hacían juntas y préstamos, pero a ninguna se le ocurrió ahorrarlo en un banco, ya que pensaban que si lo hacían pensarían que ya no eran pobres y perderían el comedor. La capacitación les ha permitido ahorrar en cuentas, hacer sus presupuestos y planificar el dinero de los comedores, que son autogestionados”, destacó.

Consideró que los resultados de los pilotos con los programas sociales les ha creado una tarea puntual, que es la de generar mecanismos de incentivo y compensación que motiven la participación de los actores que viven en la localidad donde se interviene.

“Por ejemplo, comisiones diferenciadas cuando se vaya a retirar el dinero de una bodega o un agente corresponsal. Lo hemos hecho con el Banco de la Nación, pero hay que invitar a que el sistema financiero en general trabaje en este proceso de inclusión financiera en los programas sociales”, apuntó.

(Por Rudy Eric Palma)

Comparte en:

Vea también