Exalmar se enfrenta a Produce y niega que arrojó al mar anchovetas juveniles

18:44 29 Mayo, 2014

El Ministerio de la Producción informó que a través de inspectores de la Dirección General de Supervisión y Fiscalización, intervino dos embarcaciones pesqueras industriales que arrojaron al mar grandes cantidades de anchoveta juvenil. Una de las naves intervenidas es la embarcación pesquera CRETA, de matrícula CO-18167-PM, de propiedad de la empresa pesquera Exalmar. La otra embarcación es de propiedad de la empresa pesquera CFG INVESTMENT.

Al respecto, la pesquera Exalmar informó que realizan sus actividades extractivas respetando los principios de pesca responsable y de conservación del medio ambiente, a través de constantes capacitaciones, dirigidas a sus patrones de pesca y tripulantes, relacionadas al Reglamento de Inspecciones y Sanciones Pesqueras y Acuícolas y diversa normatividad pesquera vigente.

La empresa agrega que ha verificado internamente las circunstancias bajo las cuales se indica que han cometido dicha infracción y como consecuencia de ello, rechaza cualquier imputación que se les haga por la práctica relacionada con el descarte al mar de anchoveta juvenil o tallas menores. Asimismo, reitera su compromiso con el aprovechamiento armonioso de los recursos hidrobiológicos y el respeto al medio ambiente.

Finalmente, Exalmar señala que enviará al Produce la información y documentación que sea necesaria.

El Ministerio de la Producción (Produce) afirmó que esta es la primera vez que patrones de embarcaciones pesqueras arrojan anchoveta juvenil al mar ante la presencia de fiscalizadores de su despacho, quienes advirtieron del grave daño ocasionado a nivel ecológico y de la biomasa del principal recurso pesquero del Perú.

El ministerio sostiene que los patrones de las naves intervenidas certificaron estas infracciones a través de su rúbrica en los reportes de ocurrencias emitidos (R.O. Nº 018-01-2014-PRODUCE/DGSF-DS/Zona 3/DACH y R.O. Nº 021-001-2014-PRODUCE/DGSF-DIS/Zona 5- A bordo), con las cuales se dio inicio a los procesos sancionadores correspondientes.

La normativa pesquera e incluso ambiental prohíbe expresamente este tipo de prácticas –denominadas descartes- por ser altamente depredadoras y contaminantes, pudiendo acarrear la suspensión de los permisos de pesca y, eventualmente, sanciones penales.

Considerando la gravedad del descarte de anchoveta juvenil en alta mar, Produce informó que la vigilancia de la extracción pesquera se ha intensificado a través de los inspectores a bordo en el litoral, además de haberse establecido otras medidas de supervisión con medios tecnológicos para desterrar este tipo de prácticas.

Comparte en:

Vea también