Entrevistas

“El Venture Capital en Perú tiene suficiente fundamento para seguir creciendo”

Los emprendedores peruanos tienen que enfocarse en cómo crecer sosteniblemente y usar tecnología para solucionar los problemas y ser más costo -eficiente, recomendó Susana García Robles.

Gan@Más

Redacción digital

redaccion@revistaganamas.com.pe

7 Diciembre, 2022 / 3:15 pm

Susana García Robles, Senior Partner de Capria.

Capria, un fondo de inversión, internacional, se encuentra levantando su fondo 2, luego de haber invertido 57 millones de dólares de su fondo 1. En este nuevo fondo esperan levantar el doble y para contarnos sobre esto y mucho más, Gan@Más conversó con Susana García Robles, Senior Partner de Capria. Susana estuvo a cargo de los programas de inversión en fondos de capital semilla y emprendedor del BID Lab en Latam, entre 1999 -2020, invirtiendo en 90 fondos de capital emprendedor y una veintena de inversiones directas en startups, así como su estrategia de emprendimiento de alto impacto, empoderamiento económico de mujeres, y temas relacionados con la inversión ángel.

En el 2012 co-fundó WeXchange, la primera competencia pitch y plataforma de encuentro para mujeres emprendedoras en STEM de LAC con inversores y mentores. En 2019 co-fundó WeInvest Latam, una plataforma para mujeres Susana García Robles, Senior Partner de Capria inversoras en LAC. Es co-fundadora de la Asociación Argentina de VC/PE (ARCAP) y la Asociación Colombiana de VC/PEVC (Colcapital), miembro del Directorio de Village Capital, miembro del Consejo de Asesores del CITES Fund, Elevar Equity Fund, MET Community, iThink VC Fund, Future Perfect Ventures Fund, y de ARCAP y de la Asociacion de Venture Capital de Paraguay (PARCAPY). También es miembro del Comité de inversiones de Fondo de Fondos de Bancoldex y Presidenta del Comité de inversiones del Fondo de Fondos Cofide/Peru.

¿Qué es lo que hace Capria?

Capria es un fondo del sur global, invertimos en Latam, África Mena, India y el Sureste Asiático. Los cofundadores empezaron haciendo venture capital en India, con dos fondos, y cuando hubo gran demanda en otras regiones decidieron crear una plataforma global con una estrategia de un fondo de fondos que fue el fondo global 1 donde invertimos en gestores de fondos que se convirtieron en nuestros socios y de allí sacamos prospectos para invertir directamente.

¿Cuánto han invertido con el primer fondo?

En el fondo 1 hemos invertido US$ 57 millones en 14 fondos y 14 compañías. Estamos empezando a levantar el fondo 2 y esperamos duplicar la cifra inicial. Con esta plataforma global volvemos a nuestra primera vocación que es invertir directamente en compañías.

El desarrollo de los fondos de capital emprendedor en la región ha sido bastante movido, ¿Cómo observa este desarrollo?

Durante la pandemia muchos fondos levantaron sus rondas en forma más fácil de lo que ahora nos tocará. Lo bueno es que en un año de crisis como este y probablemente el 2023 hay cautela y la gente se tomará más tiempo, que me parece prudente, pero no dejarán de invertir porque hay buenas oportunidades. Los emprendedores lo están haciendo bien y no están soñando de nuevo como en la época en la que se pensaba que todo era fácil como si fuéramos Silicon Valley y tampoco es fácil allá. Hace décadas que vivo en Estados Unidos y Silicon Valley no se reproduce en ninguna parte de este país, por tanto, cada región debe buscar su propio camino de innovación.

“Los emprendedores lo están haciendo bien y no están soñando de nuevo como en la época en la que se pensaba que todo era fácil como si fuéramos Silicon Valley y tampoco es fácil allá”

De repente seguir algunos ejemplos de ellos y alinearlos a la cultura de cada país..

Exacto, aprender de ellos sí, pero entender que los grados de ecosistemas que están en cada país y región son diferentes.

¿Qué les espera a los emprendedores para los siguientes años?

Diría que los fondos están más sobrios y se están fijando en lo que importa. Uno no tiene que invertir en una startup que cuenta cuentos de cómo ir en un año a 50 países, sino en una que muestre que tiene suficiente camino para vivir hasta la próxima ronda con unit economics que hacen sentido, que cumple sus KPIs. Más que decir que el 2022 o 2023 serán años terribles yo diría que es una llamada para volver a lo fundamental.

En el caso de Perú, ¿qué es lo que proyecta en relación al ecosistema de emprendimiento?

Hay mucho emprendedor bueno. Tienen que enfocarse en cómo crecer sosteniblemente y usar tecnología para solucionar los problemas y ser más costo-eficiente. Yo seguiría animando a esos emprendedores a buscar equipos que tengan la misma visión y que no se dejen capturar por lo que está de moda, sino ver si tienen el background para sacar adelante el proyecto. Tiene que haber un alineamiento entre las habilidades de los fundadores y la startup.

¿Ha habido una evolución en el ecosistema peruano?

Por supuesto, hay mucho aprendizaje y eso es lo bueno de ser los últimos porque se puede mirar alrededor y ver los errores y las cosas que se hacen bien.

Yo intenté, desde el BID, crear una industria de venture capital en el Perú en el 2003 pero los fondos de pensiones solo quisieron invertir en private equity. De allí salieron fondos que fueron fondeados por ellos y he visto varias veces en Perú, comenzar la industria y luego retraerse, pero eso ya no va a pasar, hay suficiente ecosistema y suficiente fundamento para que sigan creciendo. Hay que tener más fondos locales, e inversores locales, que se animen a invertir en esos fondos e invertir en esos emprendedores.

“Uno no tiene que invertir en una startup que cuenta cuentos de cómo ir en un año a 50 países, sino en una que muestre que tiene suficiente camino para vivir hasta la próxima ronda con unit economics”

Y de repente también emprendimientos más innovadores porque los fondos se quejan a veces de que falta eso…

Sí, las mejores innovaciones son las que atacan un problema real que no solo sea de una localidad. El emprendimiento debe resolver desafíos enormes, empezar local pero, con un modelo bien hecho, escalar.

¿Cuáles serán los desafíos para los fondos de inversión?

El desafío en este momento no es el de no tener dónde invertir. Tenemos más de 300 compañías y las monitoreamos a todas en sus unit economics. El desafío es encontrar un emprendedor muy bueno que a lo mejor fue sobrevaluado el año pasado y ahora va a necesitar dinero y tendrá que ir a downround (cuando la valuación pre-money de una ronda de levantamiento de capital es más baja que la valuación post-money de la ronda anterior) o deuda.

Por eso es que la deuda comienza a estar como más “sexi” porque no te exige una valuación de tu empresa. Entonces, cuando hay casos que interesan mucho y necesitan dinero, lo que se está haciendo es buscar una extensión de la ronda anterior con lo cual, implícitamente, es la misma valuación pero no se considera downround porque extendiste la ronda.

Y al extender la ronda ¿ingresan nuevos inversores?

Así es, se extiende para nuevos inversores o para los mismos que quieran invertir más.

¿Cómo ve el avance de los unicornios latinoamericanos?

Fabuloso. Veníamos por años con apenas dos unicornios y ahora ya son más de 40 en la región. Los unicornios que a mi me preocuparon más fueron los que nacieron como startups en un año y para fin de año ya eran unicornios. A esos les deseo buena suerte porque es muy difícil que sean sostenibles. Pero aquellos que llevan una década en su emprendimiento, escalando poco a poco, se convierten en unicornios y son exitosos.

Como un Crehana que empezó en el 2013 y fue cambiando su modelo en el camino..

Exacto. Son startups que tienen una evolución y crecimiento natural, por lo que pueden llegar a ser unicornios de manera sostenida.

Algo más que quisiera agregar.

Estoy contenta de ver los ecosistemas más maduros y ver mucha más inclusión de mujeres y de diversidad de género en los equipos, porque la riqueza viene de tener diferentes visiones y miradas y Latam puede liderar en temas de género pues la inclusión de mujeres frente a Estados Unidos es mucho mayor.