Tributación al Día

por Francisco Pantigoso Velloso da Silveira

Abogado Tributarista, con más de 25 años de experiencia en el área del planeamiento legal – tributario. Profesor de la Universidad del Pacífico. Experiencia en el trabajo interdisciplinario con el área contable y financiera de las empresas, con la finalidad de brindar la asesoría fiscal que disminuya el impacto tributario en el desarrollo de las diversas operaciones de las compañías. La siguiente columna versará sobre temas actuales y controvertidos en materia tributaria, con un sentido crítico y proactivo para evitar contingencias en las empresas,  a través de un adecuado planeamiento fiscal.

Ver más articulos de esta columna

Renace bajo absurdos la “Clausula Antielusiva General”

08:00 14 Septiembre, 2018

Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira

Mediante el Decreto Legislativo 1422 se ha puesto en vigencia la Norma XVI del Código Tributario o Cláusula Antielusiva General (CAG), aparentemente solo contra los PRICOS.

Se prevé que para que SUNAT pueda objetar un planeamiento tributario y determinar la norma de “cobertura” que esconde la “coberturada”, debe emitir un Informe que será revisado por un “Comité Revisor”, conformado por la misma SUNAT (sic). Este Comité se pronuncia sobre la existencia de elementos suficientes para aplicar la CAG y dicha opinión es inimpugnable.

Se señala que el plazo de fiscalización de casos bajo la CAG no puede ser de un año prorrogable por año más; el plazo para ofrecer y actuar las pruebas en primera instancia de una reclamación no es de 30 sino de 45 días; estos expedientes generan diferencias en cuanto a su acceso (publicidad) y podrían ser revisados por los contribuyentes así no estén culminados; si el contribuyente no entregara los datos de todos los involucrados en el diseño, aprobación, o ejecución de los actos, situaciones o relaciones económicas materia del Informe entregado por SUNAT al Comité Revisor, o entrega esta información sin seguir la forma y condiciones que se establezca por RS, la multa llegaría a 0.3% de los Ingresos Netos; otra multa aplicable es la que de determinación de tributo omitido: 50% de éste.

Se ha aclarado que este Decreto Legislativo no se condiciona, en su vigencia, a lo que señala la Ley 30230, que indicaba que mediante DS se debían determinar “los parámetros de fondo y forma” de la CAG, con lo cual existiría una derogatoria tácita.

Lo absurdo de la norma es que determina que en sociedades con Directorio, aquél debe definir la estrategia elusiva que ha seguido. Este órgano tiene un plazo para la ratificación o modificación de actos elusorios hasta el 29 de marzo del 2019. Una suerte de suicidio colectivo y anticipado.

Comparte en:

Artículo publicado para la columna: Tributación al Día

Ver + columnas

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Vea también

08:38 14 Junio, 2021

Reavivando al RAF perdido

17:06 28 Mayo, 2021

Locura fiscal